Estudio Bíblico: Pentecostés 6 (C) - 21 de julio de 2019

July 21, 2019

Pentecostes 6 Estudio BiblicoAmós 8: 1-12

Una canasta de fruta madura: el profeta Amós vivió entre un grupo de pastores, y era “recogedor de higos silvestres” (Amós 7:14), por lo que conocía y apreciaba una canasta de fruta mejor que nadie. También sabía que la fruta madura de verano se pudre rápidamente. Esa es la advertencia que le estaba dando al pueblo privilegiado de Israel. En una charla en el Instituto de Fe y Política en Washington, DC, Thomas Cahill describió a los profetas como “inconvenientes para los partidarios de fiesta”. Dijo: “Amós es el primero de una larga lista de profetas hebreos que le dicen la verdad a la gente, aunque sea desagradable, acerca de cómo se encuentran realmente con Dios”. Mientras que la clase privilegiada disfrutaba de un tiempo de riqueza, estabilidad y prosperidad, Amós les advertía que no duraría, al menos si seguían defendiendo la corrupción religiosa y moral, aprovechándose de los menos privilegiados y oprimiéndolos, y solo cuidándose de sí de mismos. Amós sabía que, al igual que las aguas del Nilo suben y bajan, también lo hace la riqueza y el privilegio, y “la gente andará errante buscando la palabra de Dios” (Amós 8:12). Dios castigará la injusticia con ira y amargura.

  • ¿De qué manera el privilegio de usted se aprovecha de los demás? ¿Qué puede hacer para alentar a otros a utilizar el privilegio y la prosperidad de usted, sin importar cómo los defina?
  • Si Amós examinara su vida y estilo de vida, ¿qué clase de verdad cree que diría sobre usted?

Salmo 52

David escribió este salmo en reacción a una traición personal. Temiendo por su vida en la corte de Saúl, después de otro intento de asesinato (vea el libro de 1 Samuel), David se refugió en la casa de Ahimélec, el sumo sacerdote. El jefe de los pastores, Doeg, informó a Saúl que David se había refugiado con Ahimélec y acusó al sacerdote de la confederación con un traidor. Saúl respondió ordenando al propio Doeg que matara a todos los sacerdotes.

David estaba claramente enojado y escribió sus reacciones en este salmo. Pero además de la ira y la desesperación, en medio de todas sus tristezas, David también encuentra alegría. Él triunfa y se regocija lleno de vida como un olivo verde, y da gracias. Escribe la ira en su canción, arruinando a aquellos que traicionan y mienten. Pero David también usa su circunstancia individual como una ilustración de las elecciones que hacemos todos los días: uno puede refugiarse en Dios, o en la fuerza del poder y la riqueza. ¡Para individuos o naciones, la elección de vivir con Dios nos alegrará!

  • ¿Cuál es su reacción cuando alguien le maltrata?
  • ¿Cómo puede volver a regocijarse en el amor de Dios en medio del drama humano y la traición?

Colosenses 1: 15-28

En la carta a los colosenses, Pablo aborda los rumores de herejía recordando a estos nuevos cristianos los conceptos básicos de la fe. Cristo es fundamental, y Pablo sabe que si los colosenses comprenden quién fue Cristo y cuál fue su misión y propósito, tendrían una base teológica firme para lidiar contra las tentaciones y los conflictos de la vida real. Cristo traerá unidad entre las personas y entre la humanidad y Cristo. Los versículos 1: 15-20 se conocen como el Himno de Cristo, que probablemente se usó litúrgicamente, recurriendo a las metáforas de la sabiduría judía para alabar la superioridad y unidad de Cristo con toda la creación. A menudo parece que nuestros propios argumentos y tentaciones se sentirían menos abrumadores si recordáramos nuestra posición en Cristo. Me pregunto cómo cambiaría mi vida si cada vez que me sintiera distraída por el drama humano, los chismes, el egoísmo o la autoconciencia, repitiera algo como el Himno de Cristo. Pablo intenta poner las cosas en la perspectiva de la unidad con Cristo, y es un mensaje del que aún podemos aprender.

  • ¿Qué creencias o mantras le mantienen centrado y arraigado en Cristo?

Lucas 10: 38-42

Esta historia del evangelio plantea una cuestión de identidad y roles. Martha acusa a María no solo de no ayudar a servir la cena, que es el deber de una mujer, sino de sentarse a los pies de Jesús, que es la prerrogativa de un discípulo masculino. Las mujeres no tenían permitido recibir instrucción religiosa bajo la ley rabínica, pero algunas persistieron. Al sentarse a los pies de Jesús, escuchando sus enseñanzas religiosas, María demostró valentía al transgredir la profunda prohibición de las mujeres en el papel de discípulo. Y Jesús fue cómplice en la transgresión al permitir y luego alabar a María por ello. Él no necesariamente denuncia las viejas formas, pero afirma con suavidad los nuevos modelos.

Hoy celebramos tales historias en las que Jesús permitió e invitó a las mujeres a su ministerio y misión. Pero, como señala el profesor Walter Wink, ¿cómo se recibirían las historias si Jesús hubiera cruzado activamente a participar en un “papel de mujer?” ¿Si hubiera ayudado a Martha en la cocina a preparar y servir la comida? Tal vez los ejemplos que Jesús da de traspasar los límites de la sociedad son declaraciones políticas no en que promueven el cruce de roles de género, sino en que priorizan el verdadero significado de su ministerio de escuchar, aprender, y ser cambiado por la Palabra de Dios.

  • ¿Cómo vive en su rol de discípulo de Jesús?
  • Examine qué normas sociales gobiernan su vida, especialmente en relación con el género. ¿Qué aparece?