Public Affairs

Un mensaje del Obispo Presidente Curry sobre los cambios en el servicio litúrgico durante una emergencia de salud pública

March 12, 2020

Declaración del Obispo Presidente de la Cámara de Obispos

Jueves, 12 de marzo de 2020

Día #3

Siempre se da la oportunidad a los comulgantes de recibir separadamente el Pan y el Vino consagrados (BCP pagina 407)

El recto   sacerdote a cargo tendrá total autoridad y responsabilidad en lo que respecta a la celebración del servicio litúrgico, y la jurisdicción espiritual de la parroquia, de conformidad con las rúbricas del Libro de Oración Común, la Constitución y Cánones de esta Iglesia y la dirección pastoral del Obispo”.  Canon III.9.6(a)(1)

Nada de lo contenido en las rúbricas del Libro de Oración Común ni en los Cánones de la Iglesia Episcopal abordan el caso de una emergencia de salud pública como la que enfrentamos en este momento. El mensaje que mandé anoche y que se publicará hoy, tiene por objeto enviar una señal clara a toda la Iglesia de que el Obispo Presidente está apoyando a los obispos que toman la decisión de suspender la copa común [comulgar por el cáliz] debido a la presente emergencia de salud pública. Mi esperanza es que esto permita obviar o mitigar cualquier esfuerzo por tomar acción canóniga dirigida hacia cualquier obispo por tomar dicha decisión ante las presentes circunstancias. De esta forma, nosotros ayudamos a mantener el buen orden de la Iglesia en este contexto en el cual debemos guiarnos por la primacía moral del mandato de Jesús de amar a nuestro prójimo.

Como mínimo, los 30 a 60 días que vienen serán muy diferentes a todo lo que hemos experimentado en la historia reciente, incluso durante los sucesos del 11 de septiembre. Continuará el dilema de lo que sabemos y lo que no sabemos, lo cual complicará nuestra toma de decisiones y nuestras vidas.

“En un mensaje que me envió anoche por correo electrónico nuestro hermano Mark Van Koevering de la Diócesis Episcopal de Lexington me comentaba su decisión de acatar la solicitud que el gobernador de Kentucky hizo a los líderes religiosos de suspender los servicios litúrgicos públicos. Su mensaje fue el siguiente:

“Detesto verme obligado a cancelar los servicios litúrgicos, pero respaldo la recomendación del gobernador y creo que debo pedir con toda humildad a nuestras comunidades religiosas que practiquen un ayuno cuaresmal del culto público durante esta semana, en señal de su amor al prójimo, sobre todo de su amor por los más vulnerables”.

Debemos guiarnos por la obediencia a la primacía moral del amor al prójimo. Mi esperanza es que dicha obediencia nos permita lograr ese amor y al mismo tiempo que podamos mantener el buen orden de la Iglesia con el fin de seguir a Jesús en la misión que Dios tiene para el mundo.

 

Que Dios los bendiga y mantengan la fe.

+Michael

CONTACT:
Nancy Cox Davidge
Public Affairs Officer