Informe de enlace del Comité del Consejo Ejecutivo sobre Ministerios Indígenas

November 6, 2014
By: 
el canónigo John Floberg

El ECCIM se reunió en Salt Lake City en el Centro Diocesano del 19 al 21 de agosto. Tenía una mayoría de  miembros presentes y se comprometieron en el trabajo de hacer un Informe Libro Azul, en la creación de  resoluciones para la Convención General y para la consideración del Consejo Ejecutivo.

El ECCIM entiende que su trabajo es amplio. Trabajan con el misionero indígena, Sarah Eagleheart, en una variedad de maneras. Parte de su participación, como comité, es programática, y parte es de asesoramiento al misionero y al Consejo Ejecutivo sobre asuntos que atañen al ministerio indígena y a la gente.

El ECCIM es conjuntivo y relacional. A medida que la comprensión del compromiso de la Iglesia Episcopal con los pueblos indígenas ha crecido, los integrantes del ECCIM han cambiado. Incluye el obispo de las cuatro diócesis ayudadas que tienen significativo Ministerio Indígena, así como los miembros (laicos y ordenados) del espectro de la Iglesia para incluir a Ecuador. Los miembros laicos y ordenados de la comisión sirven términos por rotación.

La comprensión de su trabajo ha dado al personal y a los miembros mucho sobre lo que discutir y trabajar. Se trata de un proceso a largo plazo ya que tanto el personal y como el comité han pasado por cambios significativos en los últimos años. ¿Cuánta interacción debe haber entre el personal y los miembros del Comité en los proyectos, en los programas y en la supervisión financiera? son las preguntas que se han planteado y que están siendo abordadas de manera colaborativa.

Una idea que se ha presentado a la consideración del ECCIM es que sus miembros, que son nombrados por la Mesa Directiva de la Iglesia Episcopal, también formen parte de los subcomités del ECCIM que están integrados por otros miembros de los ministerios indígenas de toda la Iglesia. De esta manera los que estén interesados en trabajar, por ejemplo, con los ministerios de las mujeres o de los hombres o de los jóvenes podrían formar los subcomités. Ellos podrían trabajar con el misionero o desarrollando recursos y apoyar utilizando su propia iniciativa. Su trabajo y propuestas serían revisados por el ECCIM y se les daría el apoyo o la dirección de los mismos, según fuera necesario. En muchos aspectos la  Colaboración Nativa del Obispo ya está funcionando de esta manera.