Glosario de términos

Las iglesias plantadas y las nuevas comunidades de adoración podrían ser ministerios tradicionales o innovadoras – lo esencial en ambos casos es congregar comunidades de nuevas personas para escuchar y proclamar la palabra de Dios y para celebrar los sacramentos con la nueva comunidad, de lo cual dimana su ministerio.

Las Zonas de Empresa Misionera (MEZ por su sigla en inglés) se organizan en torno a ministerios de servicio, justicia y misericordia con comunidades de una demografía específica. Son de naturaleza experimental y pueden ser diseñadas para funcionar por un tiempo limitado.

Nuevas Comunidades Episcopales (NECs):

Nuevas: Distinguibles y diferentes de iglesias e instituciones existentes: Las NEC no son programas o ministerios de iglesias o de diócesis existentes, tampoco son programas o ministerios que se estén relanzando. Los/las líderes de las NEC se caracterizan por ser emprendedores/as, con espíritus creativos y abiertos a la experimentación, aspirando a llegar a desarrollar un ministerio que no haya existido antes allí.

Comunidades: Concebidas bajo la premisa de alentar, de cuidar y de tener responsabilidad mutua: las NEC se comprometen de cuidar, amar y de tener responsabilidad mutua entre líderes y comunidad. Modeladas conforme a la vida y enseñanzas de Jesús, las NEC ayudan a desarrollar la vida de fe y la vida cotidiana de personas en sus comunidades. Las NEC están comprometidas con el desarrollo y la sostenibilidad a largo plazo. Si bien no todas podrán llegar a ser sostenibles a partir de las comunidades a las que sirven, las NEC intentan crecer en liderazgo y apoyo económico en mayordomía, desarrollo, facilidades y contabilidad apropiados.

Episcopales: Fundadas en la fe, doctrina y disciplina de la Iglesia Episcopal: las NEC se caracterizan por tener caracteres, enfoques e identidades cristianas. Igualmente pueden ser iglesias con misión eclesiástica como pueden ser Zonas de Empresa Misionera, o también pueden caracterizarse por tener un poco de las dos. Si bien no todas las MEZ serán ministerios de adoración, las NEC intencionalmente demuestran el amor de Jesús. Las NEC están sujetas a la supervisión de obispos y de las estructuras del gobierno diocesano, además de reflejar la misión de sus diócesis y de la Iglesia Episcopal.

Subvenciones:

Subvenciones de Discernimiento: (límite de $5,000)
Estas subvenciones se otorgan una sola vez (no son renovables) a personas que están en el proceso de discernir sus llamados para iniciar un nuevo ministerio. Los fondos pueden usarse para evaluación, investigación y estudios de viabilidad.

Subvenciones Iniciales: (límite de $30,000)
Estas subvenciones se otorgan para lanzar nuevos ministerios, y ayudan a sufragar gastos operativos iniciales para nuevos ministerios experimentales luego de haber concluido un período de discernimiento y de desarrollar un plan de ministerio. Esta subvención no requiere fondos complementarios para igualar el monto que se le otorgue.

Subvenciones de Crecimiento: (límite de $30,000)
Estas subvenciones se otorgan para el desarrollo completo de nuevos ministerios a la medida en que alcancen las metas de su plan misional. Se otorgan también al completar las fases previas de discernimiento e iniciación mientras que las misiones encaminadas a la viabilidad y de la sostenibilidad. Estas subvenciones requieren una iguala de fondos o fondos complementarios de parte de la congregación y/o diócesis, o fondos combinados de ambas partes.

Subvenciones de cosecha: (límite de $40,000)
Estas subvenciones se otorgan a los ministerios que tengan posibilidades de desarrollo a largo plazo para que, con la subvención, puedan crear capacidad y ser autosostenibles después del recibo y uso de la subvención. Estas subvenciones requieren una iguala de fondos complementarios de parte de la congregación compañera y/o la diócesis.