Estudio Bíblico: Propio 23 (B) - 2012

October 13, 2012

Job 23:1-9, 16-17

Al desarrollarse la historia de Job, los tres amigos de Job Eliphaz, Bildad, y Zophar, han venido a sentarse con Job en su sufrimiento para convencerlo que se merece ese destino. Ellos representan las voces de una teología tradicional y de piedad. Ellos insisten que las explicaciones antiguas deben ser verdaderas, las acciones malvadas siempre deben ser castigadas, y las buenas son premiadas. Con tal fundamento, Job debe simplemente admitir sus culpas y reconocer que Dios es justo. A este punto en el texto, Job se estaba cansando de oír las arengas de los tres, y esta ahora cambiando de sentido al  anhelar la presencia de Dios. Job se siente apartado de Dios, ahogándose en la brutalidad del silencio y de un Dios que no es accesible. Esta es una noche oscura del alma.

Las noches oscuras son la realidad de una fe madura y espiritual. Al autor de Job presenta valientemente dicha experiencia en una prosa dramática. La oscuridad de la profunda desolación se desvanece a través de las expresiones de buscar a Dios en todos los lugares; y no encontrarlo en ninguna parte. La inclusión de dicho texto punzante y honesto en el canon bíblico da validez a la experiencia de oscuridad espiritual para todas las generaciones, ofreciendo un camino de solidaridad a través de todos los siglos entre el tiempo del propio autor de Job y nosotros.

  • ¿Qué palabra o frase del discurso de Job en el texto de hoy resuena más usted?
  • ¿Cómo ve hoy su propia fe/experiencia espiritual la lectura de Job?

Salmo 22:1-15

Este salmo de lamento, es muy conocido porque Jesús lo cita, y de acuerdo al pasaje narrativo de la pasión de Marcos, es en dos partes. En nuestro texto de hoy se encuentra la primera queja, intercalada con palabras de esperanza, recuerdos cariñosos de una época anterior de acercamiento a Dios. El tono es de desesperación; el salmista se ha convertido en piadosamente pobre en el sentido que no hay más nada que hacer que dirigirse a Dios, y Dios no puede ser encontrado. El texto ilustra que los israelitas no estaban en esto tratando de avergonzar o convencer a Dios a que actúe. Pedidos dramáticos de desesperación no estaban mas allá de las suplicas para evocar la respuesta compasiva de Dios.

Debido a que los salmos fueron escritos para ser cantados en el templo, lamentando la ausencia de Dios y gritando sentimientos de desesperación los cuales acompañan la oscuridad espiritual que tenía un lugar en la imaginación religiosa Israelita. ¿Podría existir un lugar para dicha expresión espiritual en nuestra iglesia contemporánea? La mayoría de los creyentes fieles pasan por tiempos de sequedad, sin sentir nada solo nostalgia, frustración y con el alma vacía. ¿Se les ha brindado a esas personas suficiente apoyo pastoral? Somos alentados a tener una fuerte relación personal con Dios y oír muchos testimonios de aquellos que han tenido estas experiencias. Pero, este salmo, así como los libros de Job y Eclesiastés, habla de la realidad de aquellos que sufren en la oscuridad y se preguntan porque Dios permanece en silencio.

  • ¿Cómo podemos nosotros brindar más apoyo pastoral a aquellos que están pasando por experiencias de oscuridad espiritual?

Hebreos 4:12-16

Hoy nuestra lectura de Hebreos cubre una transición en el texto- de una declaración final sobre el poder de la palabra de Dios a una exhortación de que debemos estar seguros al dirigirnos a Dios porque Jesús, nuestro hermano, que se compadece de nosotros (v 15), ha pasado por los cielos para estar con Dios. La humanidad de Jesús es enfatizada una vez más, pero en el contexto de su divinidad exaltada. Aún de manera más significativa el autor enseña que tenemos un abogado, y un oído comprensivo en Jesús, aunque él está en un dominio lejos de nosotros. Y somos invitados a acercarnos a él – una imagen que será prominente en la parte restante del pasaje. Hebreos tiene una manera agradable de sustentar la paradoja de la humanidad y divinidad de Jesús. Utilizando imágenes vivas de Jesús ascendiendo a los cielos (una reflexión de la creencia israelita en esos tiempos), él permanece conectado a nosotros, en solidaridad con nosotros, atento a nuestras esperanzas y preocupaciones, a pesar de su rol como sacerdote celestial superior. El autor además enfatiza el rol de Jesús como hijo de Dios (v. 14). Esto implica un acceso especial que un niño tiene con su padre, y nos invita a reflexionar e imaginar la misericordia, compasión y paciencia que un hijo puede obtener de sus padres, para uno mismo y para otros. Estos pocos versos nos dirigen a aquella imaginación y sentido de confianza que Dios a través de Jesús nos invita a compartir el acercamiento que él, nuestro hermano, disfruta.

  • ¿Hay una frase o imagen de este pasaje en particular que resuena en usted?
  • ¿Cómo este texto alimenta la imagen de Jesús como hermano?

Marcos 10:17-31

Muchas de las enseñanzas de Jesús hablan de la manera paradójica del Reino de Dios – algo debe de perderse para que se pueda obtener el reino. Aquí Jesús habla de perder fortuna y hasta la familia para ganar el reino. La sabiduría de Jesús, y la paradoja de la fe cristiana, es que uno debe hacer un viaje descendente, no ascendente. La sabiduría del mundo nos enseña lo opuesto – nosotros debemos encontrar la felicidad en la adquisición de fortuna, poder, notoriedad, perfección (en el trabajo, en la familia, estatus social, en apariencias, en nuestro esposo(a)/pareja). Pero Jesús habla con frecuencia sobre perder, tomar una ruta diferente que solo nos lleva a despojarnos de cosas, adoptando un espíritu de pobreza (que muchas veces podría significar pobreza financiera). Es muy difícil predicar y modelar esas ideas en nuestra cultura hoy; mucha gente no quiere oír esto. Pero hay un punto en la vida, si uno es afortunado, que empezamos a ver la verdad en lo que Jesús dice, que en obtener el éxito se gana poca sabiduría y gracia especialmente cuando uno entra al periodo de la mediana edad; esa transformación auténtica y crecimiento se obtiene del fracaso,  dejar todo y rendirse, dejar todas las expectaciones que nos establecemos para nosotros mismos, dejar el control, y dejar que la sabiduría de Dios nos guíe en el camino. Es en ese momento cuando las enseñanzas de Jesús en el Evangelio de hoy, se convierten en buenas nuevas, cuando estamos dispuestos a dejar que Dios haga algo inesperado, que haga lo que parece paradójicamente imposible.  (cf v. 31).

  • Debate el llamado de Jesús a tomar un camino donde desciende, dejando todo y rendirse. ¿Qué significa esto para el cristiano del siglo 21?

 
 
 
 
 
 
 

Contacto: Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.
Editor, Sermones que Iluminan