Estudio Bíblico: La Presentación - 2 de febrero de 2020

February 2, 2020

Malaquías 3: 1-4

El Libro de Malaquías, un nombre que literalmente significa “mi mensajero”, fue escrito en el período posterior al exilio de Israel en Babilonia y su posterior regreso, alrededor del siglo VI a. C. Malaquías abordó una serie de cuestiones relacionadas con la justicia, pero su libro contiene mucha reflexión sobre el culto del sacrificio en el Templo y su sacerdocio. El tema del Templo está presente en todas las lecturas de hoy. Malaquías en este primer texto establece una advertencia de que uno viene a purificar el sacerdocio de los abusos que el profeta describió en los versículos 1: 6-2: 9.

La preocupación del profeta por la integridad del ritual del Templo muestra la gran reverencia y respeto que nuestra tradición siempre ha atribuido a la liturgia. La nuestra es una era que a veces lucha con la tentación de cooptar la liturgia con fines ideológicos. Malaquías nos recuerda que la adoración se dirige a Dios, no a nosotros, y requiere que la ejecutemos con reverencia. Malaquías no es un llamado a ningún sentido de tradicionalismo estricto, ni impide de ninguna manera el desarrollo de nuestras prácticas litúrgicas. Más bien, el profeta subraya que la adoración es la expresión externa de la fe profunda y el anhelo eterno del corazón. Nos llama a que veamos nuestras ofrendas externas al Señor como el fruto de un corazón justo (v. 3).

  • ¿Hay alguna palabra o frase en esta lectura que le resuene?
  • ¿Cuáles son los desafíos para la adoración reverente y adecuada que enfrentamos en nuestro propio tiempo que requieren “purificación y refinamiento”?

Salmo 84

El tema del Templo y su lugar central en la vida del creyente continúa en el salmo de hoy. Se destaca la peregrinación, la belleza de los patios y la seguridad del lugar santo, incluso para las aves. Especialmente digno de mención es el Valle de las Lágrimas (v. 6), mencionado cerca del centro mismo del salmo, una indicación de su importancia en este texto en particular. (Los escritores antiguos colocaban los puntos más importantes de un texto en el medio, a diferencia de los autores modernos que guardan el punto de una historia para el final). El valle podría referirse al lugar donde David derrotó a los filisteos, o podría referirse simbólicamente a un tiempo de prueba, sequedad y desolación que enfrentamos en la peregrinación más amplia de la vida.

La peregrinación puede traer desafíos, dificultades y agotamiento, pero el lugar al que se dirige el peregrino proporciona la inspiración y la decisión de continuar. Sión, la ciudad santa, la morada de Dios, representa nuestro viaje de toda la vida a la unión con Dios. El salmista captura todo el arco narrativo de este viaje, desde los profundos anhelos iniciales del alma hacia Dios, hasta la inevitable sequedad de los valles, hasta el regocijo experimentado en esos momentos de unión con nuestro Creador. Este texto nos invita a reflexionar sobre nuestras peregrinaciones espirituales individuales y a abrazar dónde estamos ahora, ya sean las etapas de la llamada inicial, el valle de las lágrimas o la hermosa ciudad que vemos al acercarnos al lugar de la morada de Dios.

  • ¿Hay alguna palabra o frase de esta lectura que le resuene?
  • ¿Dónde se encuentra en la peregrinación espiritual sugerida por este salmo?

Hebreos 2: 14-18

La epístola a los hebreos interpreta a Jesús a la luz del templo israelita y su sacerdocio. Este largo sermón ve a Jesús como el Sumo Sacerdote supremo (el oficio sacerdotal más importante del Templo) y el sacrificio supremo. La ofrenda de Jesús de sí mismo en la cruz lidia con el poder del pecado de una vez por todas. No hay necesidad, según la epístola, de más sacrificios.

El texto del leccionario de la carta a los hebreos de hoy enfatiza que Jesús compartió nuestras experiencias de vida, incluida la fragilidad humana, el miedo a morir y las muchas tentaciones a las que se enfrentan todas las personas mientras luchamos por permanecer fieles en nuestras relaciones con Dios. Aunque la epístola subraya el estado exaltado de Jesús (es decir, que Jesús es el ser humano por excelencia), sin embargo, se identifica totalmente con nosotros: en nuestro gozo, en nuestro anhelo por Dios, en nuestras pruebas y sufrimiento. Como muestran los evangelios, Jesús enfrentó pruebas mientras perseveraba en su fidelidad a Dios y en la misión a la que Dios le llamó. Todos experimentamos el impulso a las infidelidades, grandes y pequeñas, ya sea en acciones o actitudes. Jesús está listo, y según Hebreos muy bien calificado, para apoyarnos en aquellos tiempos en los que enfrentamos la tentación oscura de la infidelidad.

  • ¿Hay alguna palabra o frase de esta lectura que le resuene?
  • ¿Cuándo ha sentido que Jesús se solidariza con usted en un momento de prueba o tentación?

Lucas 2: 22-40

Lucas tiene mucho cuidado de ubicar tanto el comienzo como la conclusión de su evangelio en el Templo de Jerusalén. Él busca demostrar que tanto Jesús, como su familia y discípulos, eran israelitas fieles y respetuosos de la ley. Lucas también usa los capítulos iniciales de su evangelio como un puente para traer a los personajes del Antiguo Testamento al encuentro de Jesús. Por ejemplo, Zacarías e Isabel representan a Abraham y Sara. Gabriel apareció por última vez en el libro de Daniel. Juan el Bautista es Elías. Y en el texto de hoy vemos a Simeón y Anna representando a Eli y Hannah. Jesús es representado como el cumplimiento y el punto culminante del largo viaje de Israel.

El texto del evangelio de hoy nos proporciona la oración conocida como Nunc Dimittis, una oración que todavía se usa en el oficio divino de la iglesia. Simeón también pronuncia un segundo oráculo interesante, misterioso y desafiante con respecto a María y la espada que perforará su corazón. Los comentaristas desde los primeros siglos de la iglesia han luchado por interpretar este oráculo, y muchos han confiado en fuentes externas al evangelio de Lucas en la búsqueda por desentrañarlo. Sin embargo, en el contexto de la historia de Lucas que se desarrollará en capítulos posteriores, Lucas presagia que Jesús redefinirá la noción de la familia, e incluso María misma se verá obligada a tomar una decisión (Lucas 12: 51-53). Jesús ve a su familia no solo como parientes biológicos, sino como aquellos que escuchan la palabra de Dios y la cumplen. Según Lucas 8: 19-21, la madre y los hermanos de Jesús pasan la prueba del discipulado, pero de todos modos están sujetos al juicio discriminatorio que Jesús trajo.

  • ¿Hay alguna palabra o frase de esta lectura que le resuene?
  • ¿De qué manera el llamado al discipulado ha sido una espada que perfora su propia alma?

Este estudio bíblico, escrito por Brian Pinter, se presentó originalmente para la Fiesta de la Presentación el 2 de febrero de 2014.​​​​​​

 
 
 
 
 
 
 

Contacto: Rvdo. Richard Acosta R., Th.D.
Editor, Sermones que Iluminan