Estudio Bíblico: Epifanía 1 (C) - 2016

January 10, 2016

Isaías 42:1-7

Este pasaje aborda de manera particularmente enérgica los temas de la creación y de ser elegido por Dios. El pueblo hebreo conocía de memoria los relatos de la creación. Conocían las historias de sus antepasados. De modo que cuando el profeta Isaías dice: “Así dice el Señor, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel: no temas… tú eres mío”, es un llamado a recordar esas narraciones. Es un llamado a recordar quienes somos y de donde venimos. En el relato cristiano, eso significa el reconocimiento de nuestro bautismo. Resulta muy interesante, tal como aparece en este pasaje, que el agua es también un parte integrante de la historia del pueblo de Dios. El mar Rojo, el pozo de Jacob, el río Jordán, el mar de Galilea. El agua es una parte necesaria de todas nuestras vidas.

  • ¿En qué formas el agua ha desempeñado un importante papel en tu propia vida?
  • ¿Puedes encontrar algunos vínculos entre esos momentos y el recordatorio que Isaías nos hace de quienes somos y de donde venimos? ¿Cuáles son esos [vínculos]?

Salmo 29

El mundo está atareado. El mundo es un sitio ruidoso. El mundo exige nuestra atención con sus gritos y sus datos [estadísticos] y su clamor. En el salmo de hoy, se nos orienta hacia lo que en verdad merece nuestra atención y devoción. El Señor, Creador y Sustentador de todo, reina sobre toda la creación y clama en su esplendor por la paz.

  • ¿Cómo empezamos a atribuirle gloría y poder, adoración y belleza, al Señor en lugar de a las cosas mundanas?
  • ¿Cómo podemos escuchar la voz del Señor por encima del estruendo del mundo?

Hechos 8:14-17

Este relato del [libro de los] Hechos aporta un peso considerable a la obra del Espíritu Santo en el mundo. Nosotros, como humanos, estamos hechos para vivir en comunidad. Dios nos hizo en comunidad. En consecuencia, es importante meditar en las formas en que la Iglesia, aun desde sus primeros comienzos, requirió ser una reunión de personas. Esto es particularmente importante en el bautismo. El Espíritu Santo está presente dentro de la Iglesia según somos bautizados y bautizamos a otros.

  • ¿De qué formas el Espíritu Santo está presente en tu vida y en la vida de tu Iglesia, especialmente en relación con tus promesas bautismales?
  • ¿Podrías vivir a la altura de tu bautismo sin formar parte de una comunidad? ¿Por qué o por qué no?

Lucas 3:15-17, 21-22

Dos partes de este pasaje se destacan realmente. La primera, en la ocasión del Bautismo de nuestro Señor (como lo llama el Leccionario), nos enfrentamos con una respuesta muy abrupta y sincera de Juan al pueblo que le rodeaba. Juan no es el Mesías. El Mesías viene y él bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Él reunirá el trigo en su granero. Pero he aquí el lado áspero: este pasaje dice también que quemará la paja con un fuego que no se apaga. Si este fuera el único mensaje de la Biblia acerca del ministerio de Jesús, nos resultaría muy difícil encontrar una Buena Nueva en eso. Pero el resto de los evangelios nos dicen de un Mesías que cuida de los pobres, alimenta a los hambrientos y viste a los desnudos. Él conversa y come con los marginados, los débiles y los rechazados. Aquí, Juan puede estar cambiando nuestra interpretación de lo que en verdad significa ‘paja’, de manera que no sea un término negativo o despectivo. Más bien es el lugar donde Jesús es más necesario y donde pasa la mayor parte de su tiempo. Si lo miramos de ese modo, él está diciendo que el bautismo por el Espíritu Santo y por fuego es para todas las personas, especialmente para los marginados.

La segunda cosa que se destaca es la voz de Dios que viene del cielo. El evangelio es muy explícito en afirmar que no sólo Jesús fue bautizado allí, sino que TODAS las personas eran bautizadas. Dios está muy complacido, no sólo con Jesús, sino contigo. Eres un [hijo] amado, eres un hijo o hija de Dios. En tanto meditas en eso, trata de pensar en todas las formas en que puedes reconocer el abrazo amoroso de Dios en tu vida.

  • ¿Qué entiendes por ‘paja’ [en este pasaje]? ¿Cómo podría el mensaje del evangelio cambiar esta interpretación?
  • ¿Cómo puedes reconocer el abrazo amoroso de Dios en tu vida?

 
 
 
 
 
 
 

Contacto