Rito de bendición autorizado para uso provisional a partir del Primer Domingo de Adviento

July 12, 2012


[Episcopal News Service] — Indianápolis] Las parejas del mismo sexo pronto podrán tener sus relaciones de toda la vida bendecidas mediante el rito provisional aprobado por la Convección General el 10 de julio.

Mediante una votación por órdenes, la Cámara de Diputados acordó con la Cámara de Obispos aprobar la Resolución I A049, la cual autoriza el uso provisional del rito a partir del 2 de diciembre” (El Primer Domingo de Adviento). El clero necesitará la autorización de su Obispo según los términos de la resolución.

La moción en la Cámara de Diputados obtuvo la aprobación del 78 por ciento del clero, con el voto favorable de 85 delegados del clero, 22 votos desfavorables y cuatro votos con posiciones divididas; y la aprobación del 76 por ciento de los votos de laicos, 86 votos favorables de los delegados laicos, 19 votos desfavorables y 5 votos con posiciones divididas. Los obispos habían aprobado la resolución el 9 de julio en una votación por nombre con el resultado de 111 votos a favor, 41 en contra y tres abstenciones.

La resolución además hiso un llamado a la Comisión Permanente de Liturgia y Música “para que lleve a cabo un proceso de revisión en el próximo trienio, aclarando que este es un tema de “labor inconclusa”, dijo, la Rda. Ruth Meyers, diputada de la diócesis de Chicago al presentar la legislación a los diputados. Ella preside el subcomité sobre bendiciones del Comité del Libro de oración, Liturgia y Música Eclesiástica de la Convención, y la Comisión Permanente sobre Liturgia y Música.

La resolución solicitó a la Comisión Permanente de Liturgia y Música para que incluya “perspectivas teológicas diversas en el avance de desarrollo de recursos teológicos” y para que invite a que se obtengan las reacciones de toda la iglesia así como también de la Comunión Anglicana y de los socios de las Iglesias ecuménicas.

A resolución indica que, conforme a los cánones vigentes, un clérigo puede rehusar presidir una liturgia de bendición y dice que nadie “debe ser coaccionado ni castigado en modo alguno, ni sufrir ninguna incapacidad canónica” por objetar o por apoyar la decisión de la 77a. Convención General sobre las bendiciones.

La Liturgia “es un servicio para bendecir las parejas del mismo sexo quienes están en una relación monógama, leal, comprometida para toda la vida”, dijo Meyers en una sesión informativa de la prensa después que los diputados concluyeran la sesión. “Con ese servicio viene un paquete completo de recursos”.

Los recursos incluyen un ensayo teológico, guía sobre la ley canóniga, temas para preparar a las parejas para el servicio de bendición y temas de enseñanza invitándolos a todos a la iglesia “para conversar y reflexionar sobre teología, o si ellos esperan o no que sus congregaciones en algún momento estén preparados para realizar esos servicios”, dijo ella.

Actualmente el paquete puede encontrarse comenzando en la página 184 del Libro Azul. (La Convención realizó unas cuantas revisiones a la versión del rito incluido en el informe.)

Antes de que la Cámara debatiera la resolución, el Muy Reverendo Rev. David Thurlow, miembro del comité del Libro de Oración, Liturgia y Música y diputado de la diócesis de Carolina del Sur, presentó un informe de minoría a los diputados.

“En 2,000 años, la Iglesia ha tenido una enseñanza clara sobre el matrimonio,” él dijo. Asimismo, indicando la preocupación del comité sobre las relaciones ecuménicas en otras áreas, como mantener el uso del Leccionario Común Revisado, Thurlow dijo “nosotros no hemos seguido el consejo de la voz universal de la iglesia universal o de la Comunión Anglicana”.

“Esta resolución marca una desviación clara y significativa — teológica, doctrinal y en el culto — de la doctrina, disciplina y culto a Cristo tal como esta Iglesia la recibió,” dijo él. Esta resolución presenta una “nueva teología de la sexualidad humana.”

Durante el debate, la presidenta de la Cámara de Diputados Bonnie Anderson hiso un llamada de forma alterna a los partidarios y a los oponentes a esta resolución.

“Las señales fuera de nuestra Iglesia dicen que todos somos bienvenidos” dijo el diputado de la diócesis de Michigan Pete Ross, quien instó a la aprobación de la resolución. “¿Necesitamos un asterisco?”

El Rdo. Charles Holt, del Centro de la Florida, comentó acerca de la sesión realizada temprano sobre el voto unánime de la cámara sobre una resolución de estructura mayor. “Realmente eso me conmovió mucho de una manera poderosa. Fue la primera vez que me sentí unido a este grupo. Luego unos minutos después, recibimos… algo que son divide profundamente en valores muy, muy fundamentales”.

“Aprobar esta resolución,” dijo el Venerable. David Collum, diputado de la diócesis de Albany, “es simplemente ejercer un poder mayoritario contra aquellos con un punto de vista minoritario, que dicen ‘No me importa'”.

El Rdo. Jack Zamboni, de Nueva Jersey, recuerda haber tenido el rol de “novio” en una prueba de liturgia en el sínodo provincial 2. “Mi reacción después de participar en esa liturgia fue que yo anhele que [mi esposa] y yo hubiésemos tenido esa liturgia cuando nos casamos hace seis años. Es una pieza de trabajo de liturgia maravillosa”.

Él describió como un pareja de lesbianas en su parroquia, que estaban juntas por 30 años, lloraron cuando él les dijo que la convención estaba considerando autorizar el rito que bendeciría su relación.

“Ellas nunca pensaron que esto pasaría en sus vidas”.

Algunos de los diputados jóvenes de la Cámara contaron relatos [o dieron testimonios] personales al tiempo que instaban la aprobación de la resolución.

La diputada de Newark, Caroline Christie, de 18 años, recordó que cuando era niña se preguntaba por qué sus dos tías no podían casarse. “No había diferencia en su relación, excepto que las dos eran mujeres. Al crecer, empecé a darme cuenta que esto era un tema de discriminación. … Las parejas del mismo sexo deben tener la oportunidad de ser bendecidas por la Iglesia”.

El diputado de Chicago, Ian Hallas, de 22 años, de la misma manera hablo sobre su familia: su hermana y de su unión civil.

“El amor que ella comparte con su pareja es incondicional y es la relación ideal que todos debemos luchar por tener”, él dijo.

“Con frecuencia las personas que asisten a la iglesia y los que no asisten a la iglesia me preguntan por qué soy parte de esta iglesia,” él dijo. “La razón por la que regreso es mi hermana. Busco reafirmar que ella no solo tenga el mismo rito de bendición que yo, pero que además ella tenga los mismos privilegios”.

Antes de la votación, la cámara tuvo una discusión larga y compleja y prosiguió un pedido para dividir la resolución. Finalmente, la resolución no fue dividida, los diputados votaron aprobar toda la resolución. Los diputados también votaron rechazando un pedido para referir la resolución al Comité Permanente de Liturgia y Música.

– Sharon Sheridan es miembro del equipo de Servicio de Prensa Episcopal en la Convención General

Related Topics: