Primera afroamericana que eligen obispa diocesana

October 30, 2016
baskerville-burrows_still

La obispa electa de Indianápolis Jennifer Baskerville-Burrows. Foto de la Diócesis de Indianápolis

[Diócesis Episcopal de Indianápolis] La Rda. Jennifer Baskerville-Burrows fue electa como el 11º. obispo de la Diócesis Episcopal de Indianápolis en la segunda votación del 28 de octubre en la iglesia catedral de Cristo [ Christ Church Cathedral] en Indianápolis.

Baskerville-Burrows, de 50 años, es la primera afroamericana elegida como obispa diocesana en la Iglesia Episcopal. Resultó electa con 67 votos del clero y 82 del orden de los laicos.

Su elección le puso fin a un proceso de discernimiento y búsqueda de casi dos añoso que emprendiera la 179ª. convención diocesana. La Rvdma. Catherine M. Waynick [la actual obispa] tiene planes de jubilarse en la primavera de 2017.

Los otros cuatro nominados fueron:

  • La Rda. Grace Burton-Edwards, rectora de la iglesia episcopal de Santo Tomás [ Thomas] en Columbus, Georgia.
  • El Rdo. Bruce Gray, canónigo del Ordinario en la Diócesis de Indianápolis.
  • El Rdo. canónigo Patrick Lance Ousley, sacerdote encargado de la iglesia episcopal de Santo Tomás [St. Thomas] y director de la escuela parroquial y del preescolar del mismo nombre en Washington; canónigo de mayordomía y desarrollo de la Diócesis de Olympia.
  • La Rda. Dina van Klaveren, rectora de la iglesia episcopal de San Andrés [ Andrew’s] en Glenwood, Maryland.

Más información acerca de la búsqueda de candidatos y de los nominados puede encontrarse aquí.

Baskerville-Burrows actualmente ejerce como directora de interconexiones de la Diócesis de Chicago, fomentando asociaciones y conexiones para la revitalización de la Iglesia.

“En 19 años de ministerio ordenado, y especialmente en los últimos cinco ayudando a supervisar y reestructurar la Diócesis de Chicago, he apoyado a las comunidades de transformación, he comunicado una visión de esperanza y he reunido y he interconectado al pueblo de Dios salvando la distancia y las diferencias”, dijo Baskerville-Burrows. “Creo que estas experiencias me han preparado para dirigir y servir en el sitio particular que es la Diócesis de Indianápolis”.

Ella es de Nueva York, ordenada por la Diócesis de Nueva York Central y graduada de Smith College, la Universidad de Cornell y la Escuela de Teología Eclesiástica del Pacífico. Se especializa en preservación histórica y tiene pasión por algunos temas que incluyen la violencia armada, la justicia social y la reconciliación racial y de clase. También tiene una sólida vocación a orientar a otros mediante la práctica de la dirección espiritual.

Una de las experiencias definitorias de su ministerio se produjo cuando ella se encontró cerca del Centro Mundial del Comercio en la mañana del 11 de septiembre de 2001. En medio de esa pavorosa situación, su propia fe y la fe de otros que buscaron refugio junto con ella le dio una renovada perspectiva de la fe que vence al miedo.

“La Iglesia Episcopal es donde encontré mi relación con Jesús hace unos 30 años”, dice ella. “Me enseña que el mundo esta lleno de increíble belleza y de indescriptible dolor y que Dios está en medio de todo ello amándonos intensamente. De manera que cada día, alimentada por los sacramentos y los relatos de nuestra fe, por la belleza de nuestra tradición litúrgica y por el amplio abrazo de esta comunidad cristiana, aprendo una y otra vez a vivir sin miedo”.

Pendiente del requerido consentimiento de la mayoría de los comités permanentes y de los obispos con jurisdicción de la Iglesia Episcopal, Baskerville-Burrows será ordenada y consagrada como obispa de la Diócesis de Indianápolis el 29 de abril de 2017 en Clowes Hall, en la Universidad de Butler.

— Episcopal News Service colaboró con esta nota.

Related Topics: