No invitan a cónyuges del mismo sexo a la Conferencia de Lambeth del año próximo

February 22, 2019

Muchas de las principales liturgias durante la Conferencia de Lambeth tendrán lugar en la catedral de Cantórbery, la sede del Arzobispo de Cantórbery y la que se considera “iglesia madre” de la Comunión Anglicana. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

[Episcopal News Service] El arzobispo de Cantórbery Justin Welby no invita a la Conferencia de Lambeth 2020 a los cónyuges de obispos que sean del mismo sexo.

La decisión de Welby se hizo pública en una nota del secretario general de la Comunión Anglicana Josiah Idowu-Fearon publicada en el blog del servicio Informativo de la Comunión Anglicana , en la cual él decía que “se han enviado invitaciones a todos los obispos activos” porque “así debe ser: reconocemos que todos los consagrados al oficio de obispo deberían poder asistir”. Esas invitaciones provienen tradicionalmente del arzobispo de Cantórbery.

“Pero el proceso de la invitación también ha debido tener en cuenta la posición de la Comunión Anglicana sobre el matrimonio, que es la de una unión de por vida entre un hombre y una mujer”, escribió Idowu-Fearon. “Esta es la posición establecida en la Resolución I.10 de la Conferencia de Lambeth 1998. En virtud de esto, sería inapropiado que cónyuges del mismo sexo sean invitados a la conferencia”.

Idowu-Fearon dijo que el arzobispo de Cantórbery “ha tenido una serie de conversaciones privadas por teléfono e intercambios de cartas con unos cuantos individuos a quienes esto se aplica”.

La Resolución 1.10 fue aprobada por la Conferencia en 1998 luego de acalorado debate.

En la actualidad, la Iglesia Episcopal tiene un solo obispo en activo servicio que tenga un cónyuge del mismo sexo. La Rvdma. Mary Glasspool, electa obispa sufragánea de la Diócesis de Los Ángeles en diciembre de 2009 y consagrada en mayo de 2010 —y quien ha sido obispa auxiliar de la Diócesis de Nueva York  desde abril de 2016— está casada con Becki Sander, su pareja de más de 30 años.

Mary Glasspool, obispa auxiliar de la Diócesis de Nueva York.

Glasspool le dijo a Episcopal News Service el 18 de febrero en una entrevista telefónica que ella había recibido una carta de Welby el 4 de diciembre de 2018 en la que él le decía que le estaba escribiendo “directamente ya que siento que te debo una explicación por mi decisión de no invitar a tu cónyuge a la Conferencia de Lambeth, una decisión que estoy consciente de que será para ti motivo de dolor y que lamento profundamente”.

Welby se reunió con Glasspool y Sander en septiembre cuando él visitó la iglesia de La Trinidad [Trinity] de Wall Street. Ella la definió como una sesión de familiarización, que no abordó [el tema de] la Conferencia de Lambeth.

Glasspool dijo que ella y Sander, así como el obispo de Nueva York Andy Dietsche y el obispo sufragáneo de Nueva York Allen Shin, “han estado orando y conversando acerca de esto” desde que recibieron la carta. El obispo primado Michael Curry también se reunió con Glasspool y Sander para discutir la carta de Welby. “ Uno de mis aportes fue cómo podemos dar un testimonio positivo, creativo y sensible del amor de Dios en Jesucristo nuestro Señor”, dijo, respecto a cómo ellas y la Iglesia deben responder a la decisión del Arzobispo.

Curry estaba en Sudáfrica el 18 de febrero y emitió un breve comunicado en el que decía: “Aún no he tenido la oportunidad de consultar con el liderazgo competente de la Iglesia, pero así lo haré”.

Cónyuges que asistieron a la Conferencia de Lambeth 2008 posan el 25 de julio en el campus de la Universidad de Kent, en Cantórbery. Foto de Archivos Anglicanos.

Tanto Glasspool como Sander le respondieron a Welby en cartas separadas a fines de diciembre. Glasspool le contaba  a Welby, en una carta de dos páginas, partes de la cual ella le leyó a ENS, acerca de su experiencia de 30 años en la Iglesia Episcopal “y hasta donde la Iglesia ha llegado”, y mencionaba la carta de Martin Luther King Jr. desde la cárcel de Birmingham, especialmente su énfasis en las leyes justas e injustas.

“¿Cuándo la Iglesia aceptará el don de la comunidad LGBTQ?”, le preguntaba ella a Welby. “Los jóvenes nos observan. Si no han descartado a todo el cristianismo por homófobo, [es porque] encuentran a la Iglesia Episcopal acogedora e incluyente”.

Ella también le dijo al Arzobispo, “Lo importante que quiero decir es acerca del amor. Me refiero a personas que se aman y que miran a la Iglesia para que les apoye en su matrimonio de por vida, en el cual sostenemos los valores de fidelidad, respeto, dignidad, veracidad, monogamia y el amor que es don de nuestro Dios amoroso para todos nosotros.

“Luego de una vida entera de debates, estoy relativamente confiada de que la Iglesia Episcopal nunca le volverá a dar la espalda a la comunidad LGBTQ. ¿Se dirá lo mismo de Lambeth 2020?

Glasspool dijo a ENS que Sander hizo notar en su conversación acerca de la decisión de Welby que parece basarse en un aparente supuesto de que los “cónyuges son simplemente una extensión de los obispos con quienes están casados, y que de alguna manera hay una visión del matrimonio que no se aviene bien a un modelo de relación igualitaria, recíproca o mutua”.

La obispa dijo que ella espera asistir a Lambeth 2020, y le ha pedido a Sander que la acompañe como muestra de apoyo. “El problema es [si] ella será incluida en la conversación”, señaló Glasspool.

Glasspool dijo que ella se propone “consultar a tantas personas como estén dispuestas” en la reunión de la Cámara de Obispos programada previamente del 12 al 15 de marzo de 2019 en Kanuga en las afueras de Hendersonville, Carolina del Norte. “No con la expectativa de que todos seamos de la misma opinión, sino porque no deseo responder solamente como individuo, sino más bien con la percepción del organismo como un todo”, señaló.

Antes de la reunión de la Cámara de Obispos en marzo, el Consejo Ejecutivo de la Iglesia, compuesto de obispos, clérigos y laicos, comenzó su reunió de invierno el 21 de febrero en Midwest City, Oklahoma.

Thomas James Brown, obispo electo de Maine.

El Rdo. Thomas Brown debe ser ordenado y consagrado el 22 de junio como el próximo obispo de la Diócesis de Maine. Él está casado con el Rdo. Thomas Mousin. La diócesis eligió a Brown el 9 de febrero. Su elección está a punto de entrar en el proceso de consentimiento que se exige canónicamente en todas las elecciones de obispo. Una mayoría de los comités permanentes diocesanos y de los obispos con jurisdicción deben  aprobar cada elección.

Brown le dijo a ENS que él no haría ningún comentario acerca de la decisión de la Conferencia de Lambeth debido a que su proceso de consentimiento esta aún pendiente.

El obispo sufragáneo de la Diócesis de Toronto, Kevin Robertson, se casó con Mohan Sharma el 28 de diciembre de 2018. La diócesis lo felicitó por su matrimonio, al cual asistió el arzobispo de Toronto Colin Johnson y el obispo diocesano de Toronto Andrew Asbil.

Robertson dijo en una entrevista telefónica con ENS el 18 de febrero que Welby le dijo en persona que Sharma no sería invitado. Robertson estaba en el Palacio de Lambeth, residencia oficial de Welby en Londres, el 7 de febrero, como parte de una orientación anual de 10 días para nuevos obispos dirigida por la catedral de Cantórbery,  cuando lo llamaron a la oficina de Welby. La conversación tuvo lugar dos días antes de la elección de Brown en Maine.

“Él me dijo que sólo había dos que estuvieran en esta situación en la Comunión, ‘tú y Mary’, y dijo que si invitaba a [nuestros] cónyuges a la Conferencia de Lambeth, no habría una Conferencia de Lambeth”, explicó Robertson.

Welby, dijo Robertson, parecía estar “dispuesto a ir más allá de lo que sucedió en 2008 cuando no invitaron a Gene Robinson. Él estaba dispuesto a invitarnos a Mary y a mí, pero sería demasiado invitar también a nuestros cónyuges”.

Su conversación se produjo el mismo día en que el arzobispo nigeriano Nicholas Okoh, primado de la Iglesia Anglicana de Nigeria y presidente de la Conferencia Futuro Anglicano Global, o GAFCON, emitió una “advertencia” en que decía que él esperaba que Robertson “y su pareja asistirán [a Lambeth] y fueran recibidos con pleno derecho.”

Okoh manifestó, “con gran pesar tenemos que llegar a la conclusión de que la Conferencia de Lambeth 2020 será un obstáculo para el evangelio al abrazar una enseñanza y un modelo de vida que están profundamente en desacuerdo con el testimonio bíblico y el cristianismo apostólico a través de las edades”.

Robertson dijo que rehusar invitar a su cónyuge y al de Glasspool es “hiriente”, Y agregó que él y Sharma, que tienen dos hijos, han estado juntos durante diez años.

“En verdad lo encuentro bastante ofensivo. Sé que es una palabra dura, pero estoy consciente de que la Comunión Anglicana no es unánime en torno al matrimonio”, afirmó. “Sin embargo, la decisión de invitar a todos los otros cónyuges sin invitar a los nuestros, creo yo, envía un claro mensaje respecto a la manera en que las relaciones [entre personas] del mismo sexo se valoran en la Comunión. Creo que es una señal alarmante”.

Kevin Robertson, obispo sufragáneo de la Diócesis de Toronto

Robertson dijo que su primer impulso fue no ir a Lambeth sin su cónyuge. Si bien no ha tomado aún una decisión definitiva, agregó que, en el momento, cree que es importante que todos los obispos que se encuentre en esta posición vayan para que sus voces sean tenidas en cuenta.

Durante el tiempo que pasó con los 29 obispos que fueron parte de la orientación en Cantórbery, Robertson dijo que algunos de ellos discutieron la carta de Okoh. Si bien todos no estuvieron de acuerdo, esas conversaciones “me hicieron recordar que es muy importante estar en la conversación; es importante estar en el proceso de entablar relaciones, esa es la única manera en que  vamos a superar esto”.

“Francamente, es por esto que me siento tan desencantado de que no inviten a los cónyuges. Si vamos a salir de esto, será porque la gente llegue a conocer a obispos en relaciones con personas del mismo sexo y se den cuenta de que también somos personas. No [se resolverá] excluyendo a las personas. Creo que es lo peor que puede hacerse”.

El Sínodo General de la Iglesia Anglicana del Canadá está programado para votar en julio de 2019 sobre el cambio de su canon matrimonial para permitir matrimonios entre personas del mismo sexo.

Los obispos asistentes a la Conferencia de Lambeth 2008 posan el 25 de julio para la tradicional foto en grupo. Foto de Archivos Anglicanos.

La Conferencia de Lambeth es una reunión periódica de los obispos de toda la Comunión Anglicana, a la cual el arzobispo de Cantórbery convoca y para la cual cursa invitaciones. La última reunión fue en 2008. La reunión tendrá lugar del 23 de julio al 2 de agosto, como es tradición, en Cantórbery, Inglaterra, siendo la mayoría de las sesiones en la Universidad de Kent.

El arzobispo de Cantórbery Justin Welby y su esposa, Caroline, aparecen en el sitio web de la Conferencia de Lambeth 2020. Foto Conferencia de Lambeth 2020

Los cónyuges suelen participar en un programa paralelo. Sin embargo, en 2020, habrá un programa conjunto por primera vez. Los cónyuges de los obispos asistirán a sesiones combinadas “en puntos clave en la totalidad del programa”, según información que se encuentra aquí. Habrá también sesiones separadas sobre las responsabilidades específicas del ministerio de los obispos y los cónyuges, según el sitio web de Lambeth. El sitio web de la Conferencia destaca una foto de Welby y su esposa, Caroline. El sitio lo cambiaron recientemente para añadir un enlace al blog de Idowu-Fearon. Ahora dice: “El arzobispo de Cantórbery, Justin Welby, envía invitaciones personales a todos los obispos con derecho y a sus cónyuges (excluyendo a los cónyuges del mismo sexo) y está inmensamente deseoso de recibirles”.

La declaración de Idowu-Fearon de que “todos aquellos consagrados en el oficio de obispo deben poder asistir” a la reunión de Lambeth podría verse como un cierto avance respecto a la anterior Conferencia de Lambeth. En 2008, el entonces arzobispo de Cantórbery Rowan Williams rehusó invitar al obispo Gene Robinson, que se había convertido en el primer obispo abiertamente homosexual y con pareja de la Comunión Anglicana en 2003. Él prestó servicios como obispo de Nuevo Hampshire hasta su jubilación en enero de 2013. Él y su entonces pareja de 25 años, Mark Andrew, contrajeron una unión civil in 2008 y se casaron en 2010. Se divorciaron en 2014.

En la reunión de la Cámara de Obispos en marzo de 2008, tres obispos a quien la entonces obispa primada Katharine Jefferts Schori les pidió que discutieran la invitación de Robinson, pendiente aún en ese momento, informaron que “una invitación plena no es posible”.

Robinson instó a sus colegas a no boicotear la conferencia debido a su exclusión. En lugar de eso, dirigiéndose a la Cámara de Obispos, les instó a participar plenamente de la misma, y les dio las gracias a todos los que estaban dispuestos a “quedarse a la mesa”.

Al final de esa reunión, los obispos dijeron en parte, “Aunque no todos apoyamos la consagración del Obispo de Nuevo Hampshire, reconocemos que él ha sido canónicamente electo y consagrado obispo en esta Iglesia. Lamentamos que él solo entre los obispos que ministran dentro de las fronteras territoriales de sus diócesis y provincias, no recibiera una invitación para asistir a la Conferencia de Lambeth”.

Gene Robinson, entonces obispo de la Diócesis de Nuevo Hampshire, firma ejemplares de su libro In the Eye of the Storm, el 31 de julio de 2008 en el Mercado de la Conferencia de Lambeth en el campus de la Universidad de Kent en Cantórbery. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

Algunos otros obispos de los más de 165 países en que la Comunión Anglicana está presente rehusaron asistir a la Conferencia de Lambeth 2008 debido a discrepancias teológicas con el principal cuerpo de la Iglesia acerca de la plena inclusión de personas LGBTQ y mujeres en la vida de la Iglesia.

Robinson asistió a la reunión en lo que él llamó un acto de testimonio. Los organizadores le permitieron estar en el Mercado de Lambeth, el área de exposición y venta de la conferencia, una invitación que, en un principio, él rechazó. También le permitieron asistir a dos recepciones ofrecidas por los obispos de la Iglesia Episcopal que tuvieron la deliberada intención de permitirle reunirse con colegas de alrededor del mundo. También lo invitaron a asistir a cultos y a hablar en varios otros sitios del área de Cantórbery, entre ellos la Escuela de Derecho de la Universidad de Kent.

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora sénior y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

The post No invitan a cónyuges del mismo sexo a la Conferencia de Lambeth del año próximo appeared first on Episcopal News Service.

Related Topics: