LOS ÁNGELES: Católicos romanos y episcopales se reúnen para celebrar a María

"María se aparece en lugares inesperados," dijo el anterior obispo primado Frank Griswold
September 21, 2009

Los católicos romanos y episcopales del sur de California participaron en una reunión con oraciones y alabanzas, música y reflexiones sobre la esperanza, el valor y la libertad que evoca María, la madre de Jesús, durante una solemne celebración de la Oración Vespertina que tuvo lugar el 20 de septiembre en la Pro-Catedral de San Juan, cerca del centro de Los Ángeles.

El fragante aroma del incienso llenó la iglesia donde el Reverendísimo Frank T. Griswold III, anterior obispo primado de la Iglesia Episcopal explicó a unos 150 asistentes que María continúa evocando esperanza por que ella "se aparece en lugares donde ella no había estado antes."

La Rev. Dra. Gwynne Guibord, encargada de actividades ecuménicas e interreligiosas de la Diócesis de Los Ángeles y quien había organizado la reunión del sábado por la tarde, dijo que ella había invitado a Griswold a predicar porque él había servido como uno de los presidentes de la Comisión Internacional Anglicana Católico Romana (ARCIC, por sus iniciales en inglés) que preparó el documento "María:  Gracia y Esperanza en Cristo," un documento de acuerdo sobre el sitio que le corresponde a María en la vida y doctrina de la iglesia, y el cual incluyó discusiones sobre la Inmaculada Concepción y la Asunción.

Guibord y su colega católica romana manifestaron al terminar la celebración que, lamentablemente, muy pocas personas saben que este documento existe. "Por esta razón -- dijo Guibord -- esta clase de reuniones sirven para concientizar," haciendo referencia a la cuarta reunión anual conmemorando el documento.

La celebración también formó parte de una serie de eventos ecuménicos e interreligiosos que ayudan a que los anglicanos y católicos romanos comprendan "que tenemos más cosas en común de las que carecemos," dijo Guibord. Y agregó que "es una oportunidad para reunirnos y contemplar lo que puede ser posible."

El Obispo Alexei Smith, encargado de relaciones interreligiosas y ecuménicas de la Arquidiócesis de Los Ángeles también participó en la celebración. Allí expresó su esperanza que las congregaciones episcopales y católicas romanas podrían reunirse y usar la guía de estudio que acompaña el documento como un medio para estrechar los lazos ecuménicos.

Smith dijo: "Esta es una de las razones por las que he solicitado que el Obispo Griswold comente sobre la historia del documento. La mayoría lo desconoce, pero él hizo un excelente trabajo al destacar todos los matices, desafíos y oportunidades que esto representa para los episcopales y católicos romanos en nuestro país."

Flauribert Takwa, 27, dijo que él desea explorar algunas de estas oportunidades. Hasta que Takwa, un miembro católico del Movimiento Focolar, un grupo de personas que viven en comunidad y propulsan la obra del evangelio, asistió a la reunión, nunca había oído hablar del documento.

Y dijo que "ahora esperaba dedicar tiempo para estudiarlo." Él asistió a la reunión por su interés en eventos ecuménicos y por la oportunidad "de conocer mejor a Griswold. Él fue de mucha inspiración."

Griswold resaltó que el Segundo Concilio Vaticano y el Movimiento Litúrgico, que pusieron mucho énfasis en la renovación del culto dentro de la iglesia católica y otras iglesias, alimentó la recuperación de, o un "volver a recibir," la devoción mariana e impulsó la redacción del documento.

Dentro del anglicanismo también impulsó el incremento de fiestas litúrgicas, incluyendo la designación del 15 de agosto para conmemorar a la Bendita Virgen María y a tener "un nuevo aprecio por la comunión de los santos y que los santos ruegan por nosotros," dijo Griswold. "De la misma forma en que podemos pedir a otros que oren por nosotros, nosotros podemos pedir a los santos que rueguen por nosotros" dijo Griswold.

Las reuniones, celebraciones y comidas que compartieron los miembros de ARCIC (con un número igual de clérigos y laicos, anglicanos y católicos romanos, eruditos bíblicos, teólogos y otros especialistas "crearon un profundo sentido de unidad entre nosotros," dijo Griswold.

Esta unidad que experimentamos nos condujo hacia nuevos aprecios sobre la Inmaculada Concepción y la asunción corporal de María y, finalmente, a "María: Gracia y Esperanza en Cristo."

El grupo descubrió que en "María vemos la gracia del bautismo anticipada y que la Inmaculada Concepción es realmente una forma de destacar fundamentalmente el mensaje del ángel Gabriel en la anunciación: que ella es la más favorecida de Dios, la más bendecida por Dios, y que la gracia de Dios estaba operando en su vida. Podría decirse que la gracia bautismal ya estaba operante en María," dijo Griswold.

Los estudios de la comisión también incluyeron en parte, la noción de que la "virginidad no es simplemente una condición física sino también una actitud del alma. De manera que la virginidad de María está relacionada con su apertura o su indefensión frente al misterio de la Palabra de Dios que buscaba morar en ella y por ella, hacerse carne."

Sobre la Asunción, Griswold dijo que "realmente se trata de una celebración de la esperanza que todos compartimos de ser reunidos en gloria con Cristo" como la culminación de nuestra incorporación bautismal en Cristo, agregó Griswold.

La recuperación de estos atributos en María ayudan a revelar lo que es cierto esencialmente en cada uno y la hizo "menos figura remota y más una hermana y amiga" y un símbolo de justicia y promoción de la mujer y del oprimido.

"El patrón de fidelidad" de María es un ejemplo para todos los bautizados en la muerte y resurrección de Jesucristo, y añadió que "el volver a recibir a María" es parte de una fuerzo que mueve y toca las vidas de hombres y mujeres y abre la puerta "hacia lo que debe suceder. Y de esta forma podemos pedirle en estos momentos de lucha y búsqueda, pues ella no es ajena a los momentos de lucha. Y la podemos invitar a orar con nosotros y a acompañarnos en la búsqueda fiel de lo que la vida nos está demandando de nosotros en este momento."

Por otra parte destacó que hay capillas a María en la Catedral de Cantórbery y en la Abadía de Westminster y que en la "Iglesia Santo Tomás en la Quinta Avenida hay una capilla dedicada a 'Nuestra Señora de la Quinta Avenida.'"

Griswold dijo que es simbólico de la forma integral en que María parece manifestarse en lugares donde nunca antes había estado."

Y él explicó que al dirigir retiros ignacianos, ha notado que María a comenzado a ser parte de las experiencias de los participantes "en formas que les alarman y les sacuden."

"He aprendido a reconocer la mirada de alguien tocado por María", finalizó diciendo Griswold.

Griswold fue el 25o. Obispo Primado de la Iglesia Episcopal y fue uno de los presidentes de la ARCIC desde 1998 a 2003. Su periodo como obispo primado se cumplió el 1 de noviembre de 2006, pero que "todavía no aprendido nada sobre la jubilación."

Recientemente fue invitado a dictar las Conferencias Williams en la Universidad Rikklyo, en Tokio. Este ciclo de conferencias ha sido nombrado en honor del Rvmo. Obispo Channing Moore Williams, obispo misionero en la China y en el Japón. Griswold dictará conferencias y predicará en Japón desde mediados de octubre hasta mediados de noviembre.