La Iglesia Episcopal convocó a una ‘formidable oportunidad de ejercer nuestro ministerio bautismal compartido’ con la nación sioux de Roca Enhiesta

October 28, 2016

[Episcopal News Service] La Iglesia Episcopal Church está amplificando el llamado de la comunidad episcopal en la nación sioux de Roca Enhiesta [Standing Rock] en Dakota del Norte a plantarse en solidaridad y testimonio con los que protegen la tierra y el suministro de agua de la tribu.

 

Signs from an early action stand stacked in a corner at St. James Episcopal Church in Cannon Ball, North Dakota, near the epicenter of opposition to the Dakota Access Pipeline. Photo: Mary Frances Schjonberg/Episcopal News Service

Pancartas de una demostración anterior se apilan en un rincón de la iglesia episcopal de Santiago Apóstol [St. James] en Cannon Ball, Dakota del Norte, cerca del epicentro de oposición al Oleoducto para el Acceso a las Dakotas. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

El Rdo. John Floberg, sacerdote supervisor de las iglesias episcopales en el lado de Dakota del Norte de Roca Enhiesta, ha apelado a clérigos y laicos de la Iglesia Episcopal para que acudan a las márgenes del río Misurí en Dakota del Norte el 3 de enero en prueba de testimonio y solidaridad. La actual ruta de la construcción del Oleoducto para el Acceso a las Dakotas pasa por debajo del río, que es el suministro de agua de la nación sioux, por encima de tierras que le pertenecen por tratado y a través de zonas sagradas [para los indígenas].

 

En una declaración emitida el 28 de octubre, la Iglesia dijo que el llamado de Floberg se produjo porque él y otros en Dakota del Norte están “preocupados por la creciente represión de los protectores no violentos del agua, entre los cuales hay hombres, mujeres y jóvenes”. La declaración también hacía notar que ese llamado estaba “respaldado por la prudencia del presidente sioux de Roca Enhiesta Dave Archambault II”.

La actividad del 3 de noviembre “está concebida para que sea pacífica, sea devota, sea no violenta y para mostrar la solidaridad de la Iglesia con la lucha de la tribu sioux de Roca Enhiesta”, dijo Floberg a Episcopal News Service.

“Estamos haciéndolo deliberadamente para no tener un enfrentamiento con la policía”, dijo él. “Le estamos dando un testimonio a la policía, le estamos dando un testimonio al Oleoducto [DAPL por su sigla en inglés] de que estamos de parte de las personas de esta tribu, pero que no vamos a enfrentarnos con ellos [los agentes del orden público]”.

Desde que Floberg hizo el llamado el 23 de octubre a través de email y Facebook, más de 100 clérigos han dicho que participarían, la mitad de ellos episcopales. Cien clérigos fue la meta original de Floberg. “Eso es en extremo aleccionador y me siento extremadamente agradecido de que la Iglesia Episcopal esté respondiendo al llamado”, dijo él.

El apoyo denominacional al llamado de Floberg se basa en el continuo respaldo de la Iglesia a esta campaña de protección poco después de que comenzara seriamente en agosto. Eso incluye la petición que hiciera la semana pasada el Consejo Ejecutivo de la Iglesia de que los agentes del orden público “disminuyeran la provocación militar y policial en los campamentos, y en sus cercanías, de los que protestan pacíficamente [contra] el proyecto del Oleoducto para el Acceso a las Dakotas”. El apoyo de la Iglesia al llamado a dar testimonio se produjo al día siguiente de que algunos opositores a la construcción del oleoducto fueran sacados a la fuerza de un campamento. El campamento se había plantado el 22 de octubre cerca de la Autopista 1806 y fuera de los campamentos existentes en tierras del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. cerca del río Misurí.

Law-enforcement authorities form a line Oct. 27 as they prepare to evict a new camp of Dakota Access Pipeline opponents from the sides of Highway 1806. Photo: Caroline Grueskin via Twitter

Agentes de orden público se alinean el 27 de octubre mientras se preparan para desmantelar un nuevo campamento de opositores al Oleoducto para el Acceso a las Dakotas de los bordes de la Autopista 1806. Foto de Caroline Grueskin vía Twitter.

El Departamento del Alguacil del Condado de Morton dirigió esa acción , según dijo, luego de que fracasara un intento de negociar con los ocupantes del nuevo campamento. Los agentes del departamento y otros agentes de orden público usaron, entre otras cosas, “un aparato de gran potencia acústica que manda una estridente advertencia” a “controlar y dispersar la multitud de manifestantes”. Los informes de las redes sociales dijeron que las autoridades, algunos de cuyos agentes estaban armados de largos garrotes, también usaron gas pimienta y les dispararon pequeños proyectiles de goma a los manifestantes.

El alguacil Kyle Kirchmeier calificó el nuevo campamento de “problema de seguridad pública” porque la gente estaba bloqueando carreteras y autopistas del estado, así como invadiendo la propiedad privada. El terreno fue adquirido recientemente por la compañía constructora [del oleoducto], pero también algunos la reclaman como perteneciente a la nación sioux. Y la capacidad de corporaciones no familiares de poseer o explotar una granja y rancho de Dakota del Norte está actualmente en disputa, enturbiando aún más el problema.

El departamento dijo en las últimas horas del 27 de octubre que 141 personas habían sido arrestadas durante el desmantelamiento del campamento y la remoción de una barricada en una cercana carretera del condado. “Los agentes se enfrentaron a violencia y resistencia incluida una manifestante que disparó un arma contra la fila de policías, manifestantes que les lanzaron cocteles Molotov y que incendiaron vehículos y desperdicios”, dijo el departamento.

Uno de los partidarios de la acción policial dijo en la página de Facebook del departamento que estaba bien que los agentes estuvieran desalojando a la “canalla”.

An Oct. 27 aerial photo from the Morton County Sheriff Department shows a fire reportedly set by Dakota Access Pipeline project opponents on County Road 134. Photo: Morton County Sheriff Department via Facebook

Una foto aérea del Departamento del Aguacil del Condado de Morton el 27 de octubre muestra un incendio que se informó había sido provocado por manifestantes que se oponen al Oleoducto para el Acceso a las Dakotas en el Camino Comarcal 134. Foto Del Departamento del Alguacil del Condado de Morton vía Facebook.

Mientras la acción de la policía tenía lugar, la tribu sioux de Roca Enhiesta dijo que estaba orando por la paz y le pedía a la policía que “garantizara la seguridad de todos”.

“Llamamos a los millares de protectores del agua que están en solidaridad con nosotros contra el DAPL que permanezcan en paz y oración”, dijo la tribu en una declaración. “Cualquier acto de violencia afecta nuestra causa y no es bien recibido aquí”.

Floberg se hizo eco de esta preocupación, diciendo que horas antes de que el alguacil del Condado de Morton actuara, él se había encontrado con una barricada en la Autopista 1806 que consistía de un Chevrolet Suburban y un gran tronco. Él le informó a los agentes de la Oficina de Asuntos Indígenas de EE.UU. porque 1806 es la principal autopista norte-sur en la zona y un bloqueo de la misma podía impedir que las ambulancias llegaran a las comunidades aledañas. La barricada fue removida poco después sin incidentes, contó él.

“Lo que la Iglesia y nuestro ministerio en Roca Enhiesta está tratando de hacer hoy es afirmarse sobre la roca de lo que en esto no cambia ni se mueve, y tratamos de intervenir porque la violencia que se produjo ayer no es algo que puede repetirse”, dijo. Le va a costar la vida a alguien”.

Law-enforcement authorities Oct. 28 block Highway 1806, shutting it off to traffic from Fort Rice to Cannonball on the Standing Rock Sioux Nation reservation in North Dakota. Photo: Morton County Sheriff Department via Facebook

Agentes de orden público bloquean el 28 de enero la Autopista 1806, cerrando el tránsito entre Fort Rice y Cannonball en la reserva de la nación sioux de Roca Enhiesta en Dakota del Norte. Foto del Departamento del Alguacil del Condado de Morton vía Facebook.

Ese lugar inamovible es la roca de una acción devota, pacífica y no violenta, añadió él. Se trata también de apoyar el deseo de la nación sioux de Roca Enhiesta de tener acceso al agua potable. Los sioux también quieren proteger la zona sagrada en torno al río Misurí, que ha estado habitada por lo menos desde el siglo XIV, donde los nativos sobrevivientes Masacre de Whitestone Hill del 3 de septiembre de 1863, cruzaron el río en lo que ahora es Cannon Ball, Dakota del Norte y donde los sioux comerciaban regularmente con las vecinas tribus mandan, hidatsa y arikara, aunque a veces estaban en conflicto, explicó Floberg. Más información sobre el sitio se encuentra aquí.

Finalmente, el acto de protección no está destinado solamente al presente, dijo él, sino más bien a las “siete generaciones” futuras y a los “niños que nunca conoceremos”.

El polémico oleoducto de 1,857 kilómetros se extenderá desde los campos petrolíferos de Bakken, en el noroeste de Dakota del Norte hasta Patoka, Illinois, conduciendo hasta 570.000 barriles de petróleo al día. Energy Transfer Partners, la compañía constructora del oleoducto con sede en Dallas, dice que la construcción creará de 8.000 a 12.000 puestos de trabajo locales, si bien la AFL-CIO ha reducido la cifra a 4.500. La compañía constructora dice también que el oleoducto proporcionará un medio de transportar el petróleo “más directo, más económico, más seguro y ambientalmente responsable” y reducirá el actual transporte por ferrocarril y carretera.

Archambault le pidió a la secretaria de Justicia Loretta Lynch el 25 de octubre que investigara “las posibles violaciones de derechos civiles” que conlleva la respuesta de los agentes de orden público a la continua oposición a la construcción del oleoducto.

El Departamento de Justicia de EE.UU. respondió ese mismo día, diciendo que estaban siguiendo el manejo del proyecto del Oleoducto para el Acceso a las Dakotas a fin de “facilitar la comunicación, distender tensiones, apoyar las protestas pacíficas y mantener la seguridad pública”.

 – La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

The post La Iglesia Episcopal convocó a una ‘formidable oportunidad de ejercer nuestro ministerio bautismal compartido’ con la nación sioux de Roca Enhiesta appeared first on Episcopal News Service.