La conferencia Gálatas 6:2 analiza la ayuda mutua

April 1, 2016
 Veintitrés personas en representación de seis provincias —Burundi, África Occidental, África Central, África Meridional, Tanzania y la Iglesia Episcopal— se han reunido para la Conferencia Gálatas 6:2 que tiene lugar en Dar es-Salam, Tanzania, del 30 de marzo al 3 de abril. Foto de  Lynette Wilson/ENS.

Veintitrés personas en representación de seis provincias —Burundi, África Occidental, África Central, África Meridional, Tanzania y la Iglesia Episcopal— se han reunido para la Conferencia Gálatas 6:2 que tiene lugar en Dar es-Salam, Tanzania, del 30 de marzo al 3 de abril. Foto de Lynette Wilson/ENS.

[Episcopal News Service – Dar es-Salam, Tanzania] Crear confianza mediante el acto de escuchar atenta y profundamente las historias de los demás ayuda a crear un espacio donde anglicanos y episcopales puedan empezar, como escribiera Pablo en Gálatas 6:2, a “[ayudarse] los unos a los otros a llevar sus cargas…”

“No pueden llegar a convertirse en compañeros sin crear el espacio donde se desarrolle la confianza”, dijo el Rdo. Ranjit Mathews, funcionario de la Iglesia Episcopal encargado de las asociaciones con África y quien está ayudando a facilitar la Conferencia Gálatas 6:2 que sesiona aquí en la costa de Tanzania.

Tal como lo resalta el tema, “Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas y así cumplirán la ley de Cristo”, el objetivo de la conferencia [que tendrá lugar] del 30 de marzo al 3 de abril es crear un modelo de colaboración que capacite a las provincias a llevarse mutuamente las cargas en la misión.

La obispa Valentine Mokiwa de la Diócesis de Dar es-Salam en la Iglesia Anglicana de Tanzania, saluda a los participantes en la Conferencia Gálatas 6:2 el 30 de marzo. Foto de Lynette Wilson/ENS.

La obispa Valentine Mokiwa de la Diócesis de Dar es-Salam en la Iglesia Anglicana de Tanzania, saluda a los participantes en la Conferencia Gálatas 6:2 el 30 de marzo. Foto de Lynette Wilson/ENS.

Veintitrés personas en representación de seis provincias de la Comunión Anglicana —Burundi, África Occidental, África Central, África Meridional [o del Sur], Tanzania y la Iglesia Episcopal— se han reunido para la conferencia que se inició con la presentación de objetivos y expectativas de parte de los asistentes y un estudio bíblico basado en Gálatas 6:2. A media mañana del 31 de marzo, luego de la eucaristía, y de un debate colectivo, los participantes se dividieron en cinco pequeños equipos de trabajo preestablecidos, organizados en torno a temas específicos.

La idea de la Conferencia Gálatas 6:2 ha surgido en parte de una conversación más amplia motivada por las diferencias teológicas respecto a la sexualidad humana y el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Comunión Anglicana, así como un actual cambio de enfoque en las relaciones de misión y las asociaciones entre iglesias en Estados Unidos y África.

En 2013, más de una década después de que surgieran las diferencias, Bernard Ntahoturi, arzobispo de la Provincia de Burundi, que era entonces el secretario general del Consejo de las Provincias Anglicanas de África, sugirió que la Iglesia Episcopal, a través de su silencio, estaba permitiendo ser definida por otros, en particular por los que afirmaban que su agenda era promover la homosexualidad en África. Él hizo sus comentarios durante una conferencia del Futuro Anglicano Global (GAFCON, por su sigla en inglés) en Nairobi, Kenia. En respuesta a los comentarios de Ntahoturi, la entonces obispa primada Katharine Jefferts Schori envió al Rvdmo. Oge Beauvoir, obispo sufragáneo de la Diócesis de Haití, como enviado especial para visitar otras provincias de África Oriental a fin de discernir cómo las iglesias podían continuar trabajando en asociaciones a pesar de sus diferencias. Ntahoturi sugirió que las iglesias interesadas en colaborar con la Iglesia Episcopal encontraran una manera práctica de avanzar.

Luego, en la Quinta Consulta de Obispos Anglicanos en Diálogo, que tuvo lugar en Inglaterra en mayo de 2014 y que reunió a obispos de África y Norteamérica  para trabajar en un entendimiento más profundo de su vida común en Cristo en una Comunión diversa y global, se planteó un diálogo ulterior. El diálogo en Inglaterra se produjo en respuesta a esas controversias teológicas existentes, incluidos los temas relacionados con la sexualidad humana y las bendiciones a parejas del mismo sexo que han puesto tensas las relaciones de la Comunión Anglicana desde principios de este siglo.

En octubre de 2014, los primados de seis provincias representados aquí en la Conferencia Gálatas 6:2 se reunieron en el Seminario Teológico General en Nueva York donde definieron el propósito de crear asociaciones misionales entre sus iglesias.

“Los primados que asistieron a esa reunión en Nueva York afirmaron el mirar más allá de las diferencias que tan a menudo nos dividen y optar más bien por admitir que nos necesitamos mutuamente y que podemos llegar a realizar muchas cosas juntos como hermanos anglicanos”, dijo el Rdo. C.K. Robertson, canónigo del Obispo Primado para el ministerio más allá de la Iglesia Episcopal, en una entrevista con Episcopal News Service.

Más recientemente, durante la reunión de los primados anglicanos en Cantórbery, en enero de 2016, la mayoría de los primados asistentes pidieron que se impusieran “consecuencias” temporales a la Iglesia Episcopal en respuesta a la decisión de la Convención General de 2015 de cambiar el lenguaje canónico que define el matrimonio como [una relación] que se contrae entre un hombre y una mujer (Resolución A036) y autorizar dos nuevos ritos matrimoniales con un lenguaje que permite usarlos en [la bendición de] parejas del mismo sexo como de sexos opuestos (Resolución A054).

La Rda. Jenny Coley, a la izquierda,  misionera nombrada por la Iglesia Episcopal que trabaja en control y prevención de enfermedades en la Provincia de África Occidental, y la Rda. Jeanne Ndimubakunzi, que dirige un programa para la prevención de la violencia de género en la Provincia de Burundi, participan en una pequeña discusión de trabajo sobre salud y medioambiente. Foto de Lynette Wilson/ENS.

La Rda. Jenny Coley, a la izquierda,  misionera nombrada por la Iglesia Episcopal que trabaja en control y prevención de enfermedades en la Provincia de África Occidental, y la Rda. Jeanne Ndimubakunzi, que dirige un programa para la prevención de la violencia de género en la Provincia de Burundi, participan en una pequeña discusión de trabajo sobre salud y medioambiente. Foto de Lynette Wilson/ENS.

A pesar de las sanciones, los primados expresaron unánimemente su deseo de “continuar caminando juntos”. La Reunión de los Primados de la Comunión Anglicana es uno de los tres instrumentos de la Comunión. La Conferencia de Lambeth [que reúne a todos los obispos] y el Consejo Consultivo Anglicano, el principal organismo que diseña las políticas de la Comunión, son los otros dos. El Consejo Consultivo Anglicano está programado para reunirse del 8 al 19 de abril en Zambia.

“La Conferencia Gálatas 6:2 es un recordatorio de que nosotros en la Iglesia Episcopal seguimos vitalmente conectados a nuestros hermanas y hermanos de otras partes de la Comunión”, dijo Robertson, “y vinculados al foco de atención del obispo primado Michael Curry sobre los temas de evangelización y reconciliación del Movimiento de Jesús”.

A principios de esta semana, el obispo primado Michael Curry se refirió al tema de la conferencia durante un llamado el 29 de marzo a una estación de oración por regiones de la Comunión Anglicana que están experimentando violencia y conflicto civil, entre ellos el vecino Burundi, donde una crisis política ha conducido a centenares de muertes y al desplazamiento de 240.000 personas a países vecinos.

En Nueva York, en 2014, los primados enmarcaron su conversación en el contexto de “la dignidad y el florecimiento humanos, la sostenibilidad del ministerio común y el cuidado de la tierra”. Además, se comprometieron a explorar los planes de pensión, la mayordomía económica y de recursos, los servicios de salud, la minería y los problemas ambientales que se le asocian, la promoción social, la migración y la condición de apátridas, la trata de personas, la libertad religiosa  y la educación teológica. Este compromiso concibió los temas para los equipos de trabajo de esta conferencia.

Los equipos de trabajo sostienen continuas conversaciones centradas en nueve temas que se establecieron antes de la conferencia. Los nueve temas son: sostenibilidad, salud/medio ambiente, trata de personas/migración, educación teológica/libertad religiosa y finanzas/pensiones.

Johnson Chinyong’ole, al centro, secretario general de la Iglesia Anglicana de Tanzania, y Joseph Osei, arcediano de Manhyia en Kumari, Ghana, participan en el equipo de trabajo sobre finanzas y planes de pensión. Foto de Lynette Wilson/ENS.

Johnson Chinyong’ole, al centro, secretario general de la Iglesia Anglicana de Tanzania, y Joseph Osei, arcediano de Manhyia en Kumari, Ghana, participan en el equipo de trabajo sobre finanzas y planes de pensión. Foto de Lynette Wilson/ENS.

El ayudarse unos a otros a llevar las cargas es una manera de reorientar el enfoque tradicional de las asociaciones misionales, conduciendo a relaciones basadas en el respeto y la confianza mutuos.

“No se trata sólo de oír, sino de escuchar activamente y de poder crear un vínculo de empatía con otra persona”, dijo el Rdo. Canónigo Isaac Kawuki-Mukasa, que trabaja tanto como coordinador de relaciones de la Iglesia Anglicana del Canadá como en las relaciones de África para la Iglesia Episcopal.

Esto se afinca en el Congreso Anglicano de 1963 que se celebró en Toronto, Canadá, y que buscaba transformar la interpretación de la misión y las relaciones en el ámbito de la Comunión Anglicana.

“Esto exige una práctica constante”, dijo Mathews, añadiendo que esta escucha es algo que no es común.

Es algo, no obstante, que los participantes de la conferencia estén creando modelos en sus equipos de trabajo en la medida en que comienzan a compartir mutuamente sus historias.

Por la tarde, después de que los equipos de trabajo terminaran los debates del día, comenzaron a emerger los temas comunes en torno al acceso y el pago de la educación teológica, la creación de una conciencia local sobre el problema de la trata de personas y el problema mundial de los desplazamientos forzosos.

Los objetivos de la conferencia incluyen la colaboración hacia un plan de acción global basado en la labor de los equipos de trabajo.

– Lynette Wilson es redactora y reportera de Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

Related Topics: