El Consejo Ejecutivo decide sobre una serie de cuestiones de ingresos

February 27, 2019

[Episcopal News Service – Midwest City, Oklahoma] Durante su reunión del 21 al 24 de febrero en esta ciudad, el Consejo Ejecutivo de la Iglesia Episcopal tomó una serie de decisiones acerca de las finanzas de la Iglesia.

Las principales decisiones se centraron en los réditos, incluida la respuesta actual a las diócesis que dicen que no pueden pagar la totalidad del 15 por ciento de sus ingresos —o la tasación— que los Cánones de la Iglesia les exigen como contribución para las operaciones denominacionales. El Consejo también analizó cómo administrar el dinero obtenido de la venta de una manzana urbana en Austin, Texas.

Concesión de dispensas a cuatro tasaciones al tiempo de denegar una quinta

En la reunión de la Convención General de 2015, los obispos y los diputados cambiaron el entonces sistema de solicitud presupuestaria voluntario por una tasación obligatoria, a partir del ciclo presupuestario 2019-2021. Las diócesis pueden solicitar dispensas totales o parciales. Sin obtener una dispensa, una diócesis que no pague la totalidad de su tasación no podrá recibir subvenciones o préstamos de la Sociedad Misionera Nacional y Extranjera (la entidad jurídica y corporativa de la Iglesia).

La Rda. Mally Lloyd, presidente del Comité de Finanzas del Consejo, informó a éste el 23 de febrero que, al reducir el porcentaje que las diócesis debían pagar y añadir el proceso de la dispensa en tanto se exigía el pago, el número de diócesis que estaban participando plenamente había pasado de 44 en 2013 a 75 en 2019.

“Hemos hecho un progreso increíble” dijo ella.

Los miembros del Consejo estuvieron de acuerdo en otorgarle una dispensa a la Diócesis de la Costa del Golfo Central por haber presentado un plan de aumentar sus pagos en el transcurso del trienio. Pagará el 12 por ciento en 2019, el 14 por ciento en 2020 y el 15 por ciento en 2021. El Consejo también le concedió dispensas de un año a la Diócesis de Colombia, que pagará $1.500 este año; a la Diócesis de la República Dominicana, que pagará $15.000; y a la Iglesia Episcopal en Taiwán, que pagará $3.000.

El Consejo le negó la solicitud de dispensa a la Diócesis de Dallas. Lloyd dijo que la Diócesis de Dallas ha prometido alcanzar el objetivo del 15 por ciento para 2022, pero hizo notar que su “15 por ciento se divide entre aproximadamente un 12 por ciento para nosotros y un 3 por ciento que se deriva hacia otros ministerios de la Iglesia a su elección”.

“El comité considera que la tasación no es una entidad divisible”, señaló ella.

El Comité de Revisión de Tasaciones del Consejo tiene peticiones pendientes de dispensa de Colorado, la Convocación de Iglesias en Europa, Honduras, Pensilvania, Río Grande y Venezuela, según Lloyd.

Albany y Florida se han comprometido en pagar menos del 15 por ciento y no han pedido dispensas, explicó ella. Fond du Lac también se ha comprometido con menos de la cantidad requerida, pero solicitará una dispensa. Trece diócesis no han presentado aún sus compromisos.

En su reunión de octubre de 2018, los miembros del Consejo le otorgaron dispensas a Arizona, Haití, Misisipí, Puerto Rico, Islas Vírgenes y Texas Occidental.

Las decisiones sobre las dispensas se produjeron el mismo día en que el Consejo convino en condonar un préstamo e intereses por valor de $233.614,38 extendido a la Iglesia Episcopal en Navajolandia. Los episcopales allí pagarán $100 como pago total mediante una deducción del próximo pago mensual de su subvención global. También se comprometieron a pagar la tasación completa de Navajolandia a partir de este año.

Invertir los réditos de la venta del terreno de los Archivos y manejar un superávit presupuestario

Lloyd también llevó al Consejo a través de una recomendación, paso por paso, acerca de qué hacer con dos fuentes de rédito. Una es como asignar los $5,7 millones en ganancias del trienio 2016-2018 que quedaron luego de que se cubrieran los gastos. La otra es cómo asignar $19 millones obtenidos de la venta de una manzana urbana en Austin luego de liquidar la deuda del terreno.

El Consejo había acordado previamente transferir $1,1 millones de los $5,7 millones adicionales del presupuesto anterior al actual, porque esa cantidad se había asignado en el presupuesto para la obra de reconciliación racial. Sin embargo, el dinero no se gastó debido al largo proceso de iniciación del programa.

Los miembros estuvieron de acuerdo con la recomendación del comité de finanzas de asignar un 20 por ciento, o $920.000 a las reservas a corto plazo de la Iglesia y mantener el resto de $3,680 millones en la cuenta operativa de la Tesorería para financiar varias decisiones no presupuestarias aprobadas por el Consejo.

También convinieron en asignar $2.880.000 del producto de la venta del terreno de Austin a las reservas a corto plazo, haciendo ascender esa cuenta a $9,5 millones, [monto] que el comité ha dicho que sería necesario para financiar tres meses de las operaciones denominacionales. La cuenta no ha sido plenamente sufragada durante varios años, dijo Lloyd.

El Consejo estableció un fondo fiduciario para los $16.340.000 restantes de la venta del terreno de Austin. Según un comunicado de prensa, la Iglesia había esperado usar esa manzana urbana como el sitio de los nuevos Archivos de la Iglesia Episcopal, pero más tarde decidió que el valor de la propiedad había aumentado tanto que tenía sentido vender el terreno y tomarse más tiempo para decidir sobre los parámetros de un nuevo edificio para los Archivos.

El obispo primado Michael Curry dijo que el dinero “se estaba reservando por el momento” y no  “se malgastaría”.  Dijo además que espera que los miembros del Consejo tendrán listo un informe sobre próximas opciones sobre los Archivos tan pronto como para la reunión del 10 al 13 de junio.

Lloyd dijo que el Comité de Finanzas lo sabe, el Consejo Ejecutivo y la Convención General deben ser disciplinados respecto a la existencia de ese dinero. Añadió que siempre existe la tentación de ir detrás de partes de los $420 millones que la DFMS ha invertido. Los miembros del comité debatieron extensamente las preocupaciones acerca  de la “cuesta resbaladiza de las mordiditas aquí y las mordiditas allá, y nosotros como Comité de Finanzas no vamos a ser parte de eso”, recalcó ella.

El Consejo aprobó la propuesta del comité a través de las resoluciones FIN021 y FIN029 en dos votaciones de viva voz con escasa oposición.

Entre otras decisiones de la reunión

* El Consejo revisó el presupuesto de 2019 para que la Iglesia Episcopal aumente el presupuesto del ministerio no gubernamental de refugiados; añada $125.000 para la traducción al español del sitio web del Título IV; y añada  $449.000 para el desarrollo, concesión, instalación, gastos de mantenimiento y requisitos técnicos del programa [aplicación informática] actual del la Convención General.

* El Consejo expresó su “más profunda preocupación respecto a la crisis humanitaria y política que afecta Venezuela y envía saludos a nuestros hermanos y hermanas de la Diócesis de Venezuela”, que es parte de la Iglesia Episcopal. El país,  que se ha visto sacudido por conmociones políticas durante años, vio un gigantesco brote de violencia durante los días de la reunión del Consejo. La resolución buscaba reafirmarle a los venezolanos “que no están solos, y que los recordamos y estamos orando diariamente por su seguridad y bienestar, y que les tendemos la mano con amor y afecto, al tiempo que procuramos llevarles paz y seguridad, a ellos, sus familias y sus iglesias”.

El Consejo Ejecutivo lleva a cabo los programas y políticas adoptadas por la Convención General, según el Canon I.4 (1). El Consejo está compuesto de 38 miembros, 20 de los cuales (cuatro obispos, cuatro presbíteros o diáconos y 12 laicos) son elegidos por la Convención General, y 18 por los nueve sínodos provinciales (un clérigo y un laico cada uno) por períodos de seis años, además del Obispo Primado y el Presidente de la Cámara de Diputados [que son miembros ex oficio]. Además, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, el Secretario, el Director de Operaciones, el Tesorero y Director de Finanzas tienen asiento y voz, pero no voto.

Algunos miembros del Consejo enviaron mensajes por Twitter a través de #ExCoun.

La reunión del 21 al 24 de febrero tuvo lugar en el Hotel Sheraton Midwest City en el Centro de Conferencias Reed.

La cobertura anterior de la reunión por Episcopal News Service puede encontrarse aquí.

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora sénior y reportera de  Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri.

The post El Consejo Ejecutivo decide sobre una serie de cuestiones de ingresos appeared first on Episcopal News Service.

Related Topics: