El ACC-17 se abre con llamamientos al testimonio cristiano y al discipulado intencional para un mundo mejor y más pacífico

May 7, 2019

[Episcopal News Service – Hong Kong] La 17ª. reunión del Consejo Consultivo Anglicano comenzó oficialmente el 28 de abril con una combinación de discursos y la tradicional liturgia anglicana sazonada al final con costumbres chinas.

Cerca del final de la eucaristía, que tuvo lugar en la catedral de San Juan  [St. John’s Cathedral] en el corazón del distrito financiero de esta ciudad, el arzobispo de Hong Kong y presidente del CCA, Paul Kwong le dijo a la congregación que Hong Kong significa “Puerto Fragante”, un nombre que recibió debido al comercio de especias de sus primeros tiempos.

“Creo que de un discípulo emana ‘la fragancia de Cristo’en la vida diaria”, dijo él. “Mi oración es que el CCA-17 pueda ayudar a nuestra Comunión Anglicana a convertirse en dadora de la ‘fragancia de Cristo’ al mundo”.

El arzobispo de Cantórbery Justin Welby le dio gracias a Dios de “que tú has reunido a tu Iglesia de norte y sur, de este y oeste”. Él luego golpeó enérgicamente tres veces un gong ceremonial y declaró abierta la 17ª. reunión del CCA en el nombre de la Trinidad.

San Juan, que está celebrando su 170º. aniversario este año, es la sede de la Diócesis Anglicana de la Isla de Hong Kong, una de las tres diócesis que, junto con la Diócesis de Kowloon Oriental y Occidental y la Zona Misionera de Macao, forma la Hong Kong Sheng Kung Hui, la Provincia Anglicana en Hong Kong. San Juan es el edificio eclesiástico occidental más antiguo que sobrevive en Hong Kong. Durante la ocupación japonesa de Hong Kong, de 1941 a 1945, la catedral fue convertida en un club para los japoneses y despojada de gran parte de su mobiliario original.

Los anglicanos deben llevarles a otros la paz que Cristo les ha traído, dijo el arzobispo de Cantórbery Justin Welby en su sermón del 28 de abril durante la eucaristía de apertura de la 17ª. reunión del Consejo Consultivo Anglicano en la catedral de San Juan en Hong Kong. Foto de Frances Schjonberg/ENS.

Durante su sermón, Welby le agradeció a las víctimas actuales de la persecución de cristianos de toda la Comunión Anglicana por “mantenerse firmes en su fe” y compartirla con otros.

Refiriéndose a los atentados terroristas del Día de Pascua en Sri Lanka, el Arzobispo dijo,  “esa paradoja de la muerte circundante, de las manos de la violencia al parecer triunfantes, es tan antigua como la promesa de Jesús cuando le dijo a sus discípulos, ‘la paz sea con ustedes’”.

El secretario general de la Comunión Anglicana, Josiah Idowu-Fearon, dirigiendo más tarde la Oración de los Fieles, comenzó pidiéndole a la congregación que se pusiera de pie para guardar un momento de silencio por las víctimas de esos ataques.

Welby dijo que los anglicanos y los demás son “llamados a apoyar a esos destrozados por la persecución, por los disturbios civiles y por la guerra”. El apoyo comienza, dijo él, orando por la paz y recibiendo de Dios “mucho más de lo que podemos consumir nosotros de manera que debemos aliviar al mundo que nos rodea” convirtiendo a las personas en pacificadores y reconciliadores.

Welby llamó a los miembros del CCA a orar “para que seamos llenos  de admiración y de paz”, en lugar de escondernos detrás de las barreras del prejuicio. “Porque al hacerlo, perdemos la paz, abandonamos a nuestras hermanas y hermanos, y no tenemos nada de lo cual dar testimonio”, afirmó.

Ese testimonio, sobre el cual el CCA-17 está reflexionando mediante un enfoque llamado “discipulado consciente”, se produce fácil y frecuentemente en algunas partes de la Comunión, si bien en otros lugares, dijo Welby, es “raro, excepcional, e incluso está olvidado”. Por ejemplo, señaló, una encuesta de la Iglesia de Inglaterra encontró que sólo un tercio de los padres que asisten a la iglesia creía que era importante transmitirles la fe cristiana a sus hijos.

“Nuestras familias son nuestro más cercano campo de misión”, subrayó.

Temprano en el día, alocución presidencial

Mientras las primeras sesiones de trabajo del Consejo se iniciaban, en la mañana del 28 de abril, Welby dijo en su alocución presidencial que el CCA se reúne “no para nosotros, sino en el servicio de Dios”.

El CCA es “el grupo más notablemente diverso de la Comunión, representando 2.000 lenguas diferentes y un número semejante de culturas, según Welby. “El milagro de la Comunión es que, a través de la obra de Jesucristo, somos hechos uno por la sola gracia de Dios, no por nuestra elección o por nuestra selección”, dijo.

Welby le recordó al CCA que cada una de las 40 provincias de la Comunión y seis organismos extraprovinciales son tan autónomos como independientes.

“Sabemos que lo que uno de nosotros hace nos afecta a todos. Tenemos el derecho autonómico a tomar decisiones, provincia por provincia, de estar presente o estar ausente”dijo. “Ser interdependiente significa que debemos limitar ese derecho por amor los unos de los otros”.

Welby dejó claro en su alocución que la unidad de la Comunión Anglicana le mostrará al mundo cómo viven los seguidores de Cristo, aunque discrepen.

“No podemos condenar a naciones completas a la ausencia de ayuda, al abandono del apoyo, al solitario sufrimiento por consentirnos el lujo de la desunión”, enfatizó él. Los anglicanos no podemos descuidar a los damnificados por la guerra, abandonar a los pobres y los perseguidos, ignorar el cambio climático o dejar de predicar el Evangelio con la intención de hacer discípulos, “porque creamos que nuestros problemas son más importantes”, dijo el Arzobispo en la parte más animada de su discurso.

Haciendo notar que si bien algunos países saben lo que es vivir en peligro, Welby describió un peligro que dijo se estaba extendiendo por el mundo “en el cual amaga la posibilidad de la ruptura del orden basado en la ley que ha gobernado al mundo desde 1945, y el populismo se levanta  a través del Hemisferio Norte, con el aislamiento como secuela.

“El cambio climático se torna cada vez más peligroso para todo el planeta —un verdadero jinete del Apocalipsis. Es en estos tiempos que la Comunión Anglicana tiene la posibilidad no sólo de ser un lugar de refugio y estabilidad en el mundo, sino un lugar de transformación, un lugar donde el interés propio se torne en servicio, donde el temor se transforme en fe y donde la enemistad y la injusticia se conviertan en el amor y la misericordia del Señor”, dijo Welby.

El Consejo Consultivo Anglicano, personal y clero, fueron recibidos por bailarines de león de varias escuelas de Hong Kong y otras organizaciones de la Hong Kong Sheng Kung Hui, la Provincia Anglicana de Hong Kong, durante una cena el 28 de abril. Foto de Mary Frances Schjonberg/ENS.

Algunas estadísticas del CCA

El Consejo consultivo Anglicano es uno de los tres Instrumentos de la Comunión, siendo los otros la Conferencia de Obispos Anglicanos de Lambeth y la Reunión de los Primados. El arzobispo de Cantórbery (que es presidente del CCA) es visto como el “Foco de la Unidad” de los tres instrumentos. Debido a que el CCA está compuesto de obispos, clérigos y laicos, es el organismo más representativo de la Comunión.

De los 99 miembros presentes en el CCA-17, 69 son hombres y 30, mujeres. Más de la mitad son miembros nuevos. Cincuenta y seis son ordenados y 43 son laicos. De los 56 miembros ordenados, nueve son mujeres.

Compárese eso con la Reunión de los Primados, que no ha contado con ninguna mujer entre sus miembros desde que período de Katharine Jeffers Schori como 26ª. obispa primada de la Iglesia Episcopal terminó en noviembre de 2015. De los 670 obispos que asistieron a la última conferencia de Lambeth en 2008, 18 eran mujeres, en comparación con 11 en 1998. En la Conferencia de Lambeth 2020 se espera un significativo incremento de esa cifra , pero el total será menos de 60.

Sólo Nigeria y Uganda no enviaron representantes a la reunión del CCA-17. La lista de asistentes aparece aquí.

Lea más al respecto

La historia del CCA se encuentra aquí.

La cobertura permanente de ENS al CCA se encuentra aquí.

La cobertura del Servicio de Noticias de la Comunión Anglicana [Anglican Communion News Service] se encuentra aquí.

Se envían mensajes de Twitter a través del hashtag  #ACC17HK.

El grueso de la reunión está teniendo lugar en el Hotel Costa de Oro [Gold Coast Hotel], a unos 45 minutos del centro de Hong Kong. Se dice que el lugar es más económico que un hotel en la parte principal de la ciudad.

– La Rda. Mary Frances Schjonberg es redactora sénior y reportera Episcopal News Service. Traducción de Vicente Echerri

The post El ACC-17 se abre con llamamientos al testimonio cristiano y al discipulado intencional para un mundo mejor y más pacífico appeared first on Episcopal News Service.